Avalan que Estados Unidos expulse a los niños migrantes


Una corte federal de apelaciones avaló que el gobierno de Estados Unidos reanude las expulsiones de niños migrantes que crucen la frontera sur sin compañía de uno de sus padres.

La suspensión del fallo de una corte de menor instancia, anunciada el viernes por la Corte Federal de Apelaciones del Circuito del Distrito de Columbia, le permite al gobierno del presidente Joe Biden reanudar las expulsiones emprendidas por el exmandatario Donald Trump, de acuerdo con una política de salud pública en la que se argumentó la emergencia por la pandemia de covid-19.

La corte de apelaciones emitió la suspensión solicitada por el gobierno de Trump poco después de que un juez federal prohibiera la práctica en noviembre.

Los tres jueces del panel que emitieron la orden del viernes, Gregory Katsas, Neomi Rao y Justin Walker, fueron nombrados por Trump, que decretó durante su presidencia nuevas medidas restrictivas a la inmigración.

El gobierno de Trump instituyó las expulsiones a principios de la pandemia, con el argumento de que tenía que restringir los cruces fronterizos para impedir la propagación del virus. Los agentes fronterizos efectuaron más de 180 mil expulsiones en el último semestre de 2020.

Las agencias de inmigración continuaron expulsando a la mayoría de las personas que cruzan la frontera en los primeros días del gobierno de Biden.

El nuevo mandatario había suspendido las deportaciones de inmigrantes irregulares durante cien días, una medida que fue bloqueada temporalmente por un juzgado de Texas.

Se sabe que al menos ocho mil 800 menores fueron expulsados antes de que la corte federal emitiera la orden. Entre ellos había niños incluso de 9 años a quienes se negó la oportunidad de solicitar asilo u otras protecciones previstas en la ley de Estados Unidos.

Muchos niños, incluidos algunos bebés con sus padres, fueron detenidos en hoteles en estados fronterizos antes de subirlos a vuelos de deportación, previo a que otro juez prohibiera esa práctica.

Lee Gelernt, abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), describió el fallo de la corte de apelaciones como un “inconveniente temporal”.

Seguiremos litigando este caso en nombre de estos niños vulnerables sin acompañante, que necesitan protección y tienen derecho legalmente a solicitar asilo”, informó Gelernt en un comunicado. “Pero esperamos que el gobierno de Biden no haga que sea necesario continuar con el litigio al rescindir esta política ilegal creada por el gobierno de Trump’’.

Fuente: Excélsior