Absuelven a Evelyn, salvadoreña condenada a prisión por aborto fortuito

La salvadoreña Evelyn Hernández, acusada de homicidio por enfrentar un parto extrahospitalario y condenada a 30 años de cárcel en un primer juicio en julio de 2017, fue absuelta en un segundo proceso que terminó hoy ante un Tribunal de Sentencia en Ciudad Delgado en El Salvador.

El juez José Virgilio Jurado Martínez reconoció que Evelyn tuvo un parto extrahospitalario y que es inocente. Explicó que no había indicios que Evelyn haya cometido ningún delito, y que la Fiscalía, quien había pedido 40 años de cárcel para ella, no logró demostrar un acto doloso por parte de Hernández.

Evelyn tenía 18 años de edad y no sabía que estaba embarazada cuando dio luz en la letrina de su casa. Resultado de las complicaciones obstétricas y la falta de asistencia especializada, el recién nacido falleció. Cuando la mamá de Evelyn la llevó al hospital, la acusaron de aborto y luego de homicidio agravado.

A pesar de las dudas sobre la falta de dolo en este parto extrahospitalario, la jueza Nury Velásquez Joya, del Tribunal de Sentencia de Cojutepeque, la condenó a 30 años de prisión por homicidio agravado.

Su defensa presentó recursos de apelación y fue la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia del El Salvador la que, en diciembre del 2018, anuló el fallo condenatorio en base a “falta de argumentación e infracción a las reglas de la sana critica”, resolviendo que se realizara un nuevo juicio.

En febrero del año presente, su defensa logró la liberación de Evelyn luego de que fue privada de libertad durante 33 meses, bajo el argumento que su sentencia fue anulada, y que además ya había pasado el tiempo máximo de prisión provisional. Por lo tanto, la joven pudo seguir su segundo proceso en libertad.

Este día Evelyn acudió a la Sala del Tribunal con su familia y sus abogadas y abogado, mientras que afuera, grupos de mujeres, con música y consignas mostraron su solidaridad, pidiendo libertad, justicia y reparación para ella. Las seguidoras estallaron en júbilo cuando se escuchó el fallo del juez Jurado Martínez.

Evelyn salió de las instalaciones, agradeció a las personas presentes y a las simpatizantes nacionales e internacionales que habían seguido su caso: “Gracias a Dios se hizo justicia”, dijo. “Estos tiempos han sido duros para estar ahí adentro. También hay muchas muchachas que quedan adentro, espero que pronto salgan”, agregó.

El Salvador es uno de los pocos países en el mundo donde el aborto está prohibido en todas las circunstancias. Actualmente, Agrupación Ciudadana reporta 16 mujeres privadas de libertad por aborto o delitos relacionados con complicaciones obstétricas, y que han sido condenadas por homicidio agravado y cumplen penas de hasta 30 y 35 años de prisión.

Morena Herrera, Presidenta de la Agrupación Ciudadana, expresó en un comunicado que la libertad de Evelyn “es una señal de esperanza para las mujeres condenadas por situaciones similares que continúan en la cárcel. Esta resolución muestra la importancia de la acción ciudadana por la justicia y el respeto a los derechos humanos de las mujeres que enfrentan situaciones de vulnerabilidad y criminalización.”

De hecho, según varias organizaciones defensoras, son más que todo mujeres pobres y sin acceso a la educación las que son condenadas por aborto o complicaciones obstétricas en el país. Por lo tanto, las abogadas de Agrupación Ciudadana se mostraron satisfechas con la resolución, pero criticaron que “a Evelyn se le han violentado sus garantías procesales, sin tener pruebas fue privada de libertad y se le condenó en 2017.” Afirmaron que es necesario que las leyes que permiten estas violencias se cambien.

Por su parte la Fundación de Estudios para la Aplicación del Derecho (FESPAD) señaló que la sentencia absolutoria además de reafirmar la inocencia de Evelyn, “constituye una victoria frente a un sistema de justicia criminalizante para la mujer.”

El Salvador, desde 1974 tuvo una legislación que permitía la interrupción del embarazo luego de una violación o cuando había complicaciones durante el embarazo, pero en 1997, la Asamblea Legislativa reformó el Código Penal para eliminar los eximentes de responsabilidad. Desde entonces, el país centroamericano es uno de los más represivos del mundo en materia de aborto.

Fuente: CIMAC Noticias