Yo solito he plantado más de 500 mil árboles, dice “El Bronco”

El gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, asistió a una ceremonia por “El Día Internacional de los Bosques” en terrenos del Campo Militar de Apodaca, para poner en marcha la plantación de siete mil árboles de las especies de eucalipto, mezquite, nogal y encino rojo, en una superficie de 64 hectáreas.

Al evento acudieron los comandantes de la Cuarta Región Militar, general Pedro Lohmann y Carlos César Gómez, comandante de la Séptima Zona Militar, quienes junto con Rodríguez Calderón y el secretario general de Gobierno, Manuel González Flores, plantaron los primeros árboles del Bosque Militar, que se convertirá en la principal área verde al noroeste de la zona metropolitana.

Durante el evento, expresó: “Hoy lo voy a decir por primera vez públicamente, no lo he contado, pero creo que llevo ya plantados, yo solito, más de 500 mil árboles, además me dan de comer, es un negocio, un buen negocio”.

Ante invitados especiales, elementos castrenses y estudiantes de las preparatorias militarizadas y de educación básica del estado, el gobernador mencionó que gracias a su madre Basilisa Calderón le tomó gusto por la naturaleza y decidió estudiar la carrera de ingeniero agrónomo, ya que ella, por más de 60 años, ha cultivado las flores para todos los niños que se gradúan anualmente en su pueblo natal de Galeana. Dirigiéndose a los estudiantes señaló: “con esto trato de decirles que la tierra nos parió a través de nuestra madre, y nos va a recibir cuando nos muramos, somos el fertilizante de la tierra, nos vamos a volver polvo y vamos a fertilizar las plantas que estén por ahí”.

“El Bronco” ha comentado que vive de sembrar y vender plantas de ornato como pinos, encinos, cedros, anacahuitas, huizaches y además cosecha nueces y manzanas. “Este amor a la tierra y las plantas lo adquirí de mi mamá que sigue plantando. A donde va, busca una planta, una poda para llevársela a su casa; tiene muchas macetas, mi papá se enojaba porque en tiempos de frío agarraba todas las cobijas para tapar sus plantas aunque sus hijos y su marido se quedaran con frío; en invierno las mete a los cuartos, y las pone hasta arriba de las camas”, recordó el gobernador.

El Universal