Venden en más de seis mdp finca de los Arellano Félix

Una finca en la playa de Los Cabos, Baja California Sur, que fue de los hermanos Arellano Félix, y cuatro de siete casas ubicadas en Culiacán, Sinaloa, adjudicadas al Cártel de Pacifico, de Joaquín “El Chapo” Guzmán fueron rematadas en la quinta subasta con sentido social del Instituto de Administración de Bienes y Activos (IABA), informó Excélsior.

En esta ocasión este organismo obtuvo un total de 16 millones 208 mil 507 pesos, de los 32.5 millones que se esperaban, y que serán destinados a orquestas infantiles de música del estado de Oaxaca.

De los 45 lotes que fueron que fueron ofrecidos en la subasta a martillo, a las puertas del Complejo Cultural Los Pinos, la casa de playa decomisada al Cartel de Tijuana fue la que obtuvo el precio más alto alcanzado durante el evento.

Mire nada más esta preciosidad de propiedad en Baja California Sur en Los Cabos, precio de salida 3 millones 825 mil 750 pesos”, comentó el martillero Marco Viloria.

De inmediato hubo respuesta de un participante, lo destacó la martillera Vicky Barrera, “Ahí los tengo, pido cuatro millones…”, y fueron seis minutos de puja entre los comparadores, para que se rematara la propiedad.

Seis millones 250 mil a la una, seis millones 250 mil a las dos, vendida, felicidades. Seis millones 250 mil, me muestra su paleta, a la paleta número 97, muchas felicidades a toda la familia. No sé si se lo habíamos dicho, pero la condición es que nos tiene que invitar al open house”, bromeó Barrera.

La finca decomisada al Cártel de los Hermanos Arellano Félix, se intentó subastar en el evento del pasado 23 de junio, en 15 millones de pesos, sin éxito.

Ricardo Rodríguez Vargas, director del IABA, explicó que para la subasta de este domingo de ofertaron 45 lotes, de los cuales 11 eran inmuebles, siete de ellos ubicados en Culiacán, Sinaloa, de los que se vendieron sólo cuatro.

Las casas se vincularon al líder del Cartel del Pacífico, El Chapo Guzmán, a sus familiares o ex esposas, en la capital de Sinaloa; la más cara con un precio de 11 millones 224 mil pesos que se declaró desierta, y la más barata se ofreció en 105 mil 425 pesos y se vendió en 165 mil pesos.

Hemos hecho el mayor esfuerzo para venderlas, fuimos a Culiacán, a presentarlas, a pedirle el apoyo y solidaridad de la ciudadanía, más allá de las historias que hay en este tipo de casas o los bienes que estamos ofreciendo, lo que verdaderamente sentimos que es importante es el objetivo, hacía dónde van los recursos”, explicó Rodríguez Vargas.

También se ofrecieron vehículos de lujo, algunos de ellos con altas condiciones de maltrato por abandono en almacenes o predio del IABA.