Urge ONU a México reconocer el feminicidio para penalizarlo


El representante en México de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), Antonio de Leo, urgió a reconocer el carácter social y cultural del feminicidio, que se sustenta en mecanismos estructurales de poder, control y dominación, para con ello penalizarlo como es debido.

Durante un diálogo virtual con diputados sostuvo que un tipo penal ininteligible tiene como consecuencia que las muertes de mujeres por razones de género no se califiquen e investiguen como feminicidio, lo cual reduce el margen de acción.

Comentó que se ha elaborado un documento en coordinación con la Cámara de Diputados y dijo estar consciente del continuo reto que implica trabajar para transformar los factores estructurales que promueven, legitiman y perpetúan la violencia contra las mujeres y niñas, pues “reflexionar a profundidad sobre esta violencia nos obliga a abordarla como un fenómeno multidimensional”.

Organismos internacionales, instituciones gubernamentales, sociedad civil organizada y ciudadanía tenemos el deber de impulsar y contribuir a la creación de políticas públicas integrales al campo de lo real bajo esquemas de acceso a la justicia, con perspectiva de derechos humanos y género, enfatizó.

En el foro virtual nacional “El combate al feminicidio a ocho años de su incorporación en el sistema de justicia: experiencias y desafíos”, especialistas y representantes de la sociedad civil destacaron la importancia de homologar este delito, así como fortalecer a las fiscalías y ministerios públicos en el ámbito local, crear agravantes, capacitar con perspectiva de género y asegurar que tengan presupuestos.

Lilia Mónica López Benítez, magistrada del séptimo Tribunal Colegiado en materia penal del primer circuito, consideró que la violencia de género es un fenómeno complejo que está incluido por múltiples factores, donde converge un poder dominante del hombre sobre la mujer.

Asimismo, agregó que hasta el 21 de abril de este año hay abiertas 563 mil 199 expedientes electrónicos en los que se advierte un número de víctimas y advirtió que para ONU mujeres, “el lugar más peligroso para las mujeres es el hogar”.

A su vez, Javier Raúl Ayala Casillas, presidente de la Sala Constitucional del Tribunal Superior de Justicia de la Ciudad de México, impulsó el trabajo legislativo para que se incorpore la pena de este delito e impulsar agravantes, así como distinguir el feminicidio doméstico del genérico.

Estefanía Vela Barba, directora ejecutiva de Intersecta AC, resaltó que seis de cada 10 feminicidios son perpetrados con armas de fuego, mientras que tres de cada 10 mujeres son asesinadas en su vivienda, es decir, el riesgo de ese sector es doble, porque no sólo debe cuidarse en la calle, sino en su hogar.

En el panel “Homologación del tipo penal de feminicidio”, los investigadores y académicos del Instituto Nacional de Ciencias Penales (Inacipe), Sofía Cobo Téllez, Miguel Antonio Gutiérrez Güereca, Iván del Llano Granados e Italy Dessire Ciani Sotomayor, expresaron que hay condiciones para homologarlo, por medio de la creación de un código único, conforme a las normas y estándares internacionales, incluir la perspectiva de género, así como la de la niñez y la adolescencia.

Fuente: Excélsior