Un infarto y problemas en las cervicales, el historial médico de AMLO

La reciente confirmación de que el presidente Andrés Manuel López Obrador dio positivo a COVID-19 acaparó la óptica mediática, pues el jefe del ejecutivo federal había mostrado precauciones mínimas ante el virus que ha quitado la vida de más de 140,000 mexicanos.

La tarde de este domingo 24 de enero, AMLO confirmó a través de redes sociales que la manifestación de esta enfermedad es con un cuadro sintomático leve; sin embargo, acatará las medidas de reposo que se recomiendan con la infección adquirida. De tal modo, que Olga Sánchez Cordero, titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), será la encargada de estar a cargo de las conferencias matutinas en las que se informará a la población del avance de la administración de la 4T.

“Lamento informarles que estoy contagiado de COVID-19. Los síntomas son leves pero ya estoy en tratamiento médico. Como siempre, soy optimista. Saldremos adelante todos. Me representará la Dra. Olga Sánchez Cordero en las mañaneras para informar como lo hacemos todos los días”, publicó en su cuenta oficial de Twitter.AMLO dio positivo a COVID-19 (Foto: Cortesía Presidencia)AMLO dio positivo a COVID-19 (Foto: Cortesía Presidencia)

Como lo mostró en su mensaje a la opinión pública, el mandatario nacional se muestra optimista ante esta adversidad médica pues, cabe recordar, que no es la primera vez que el político tabasqueño le hace frente a una premura en su salud.

Durante la madrugada del pasado martes 3 de diciembre del 2013, AMLO fue internado en el hospital privado Médica Sur, en la zona de hospitales del Distrito Federal, hoy Ciudad de México, por un infarto agudo al miocardio, parte musculosa del corazón situada entre el pericardio y el endocardio.

En aquella ocasión, Patricio Ortiz, el cardiólogo a cargo de atender a López Obrador hizo de carácter público que el político fue sometido a una intervención coronaria y que su evolución se ha mostrado favorable.AMLO había manifestado medidas poco exhaustivas contra el COVID-19 (Foto: EFE)
AMLO había manifestado medidas poco exhaustivas contra el COVID-19 (Foto: EFE)

Durante los meses siguientes, medios de comunicación dieron seguimiento a la salud de AMLO y la respuesta obtenida por parte de él fue siempre la misma: que después del periodo de reposo, cambió ciertos hábitos para mejorar su salud y que desde entonces no ha tenido complicaciones relacionadas a la falla notificada por el hospital privado.

Años después, el 9 de octubre de 2018, durante el periodo en el que ya se había ratificado su victoria electoral antes de tomar protesta como presidente, se dio a conocer que López Obrador se había sometido a un proceso quirúrgico relacionado a un dolor en el cuello.

De acuerdo con la columna Historias de Reportero, del periodista Carlos Loret de Mola, fuentes cercanas al actual mandatario nacional explicaron que se le tuvieron que quemar las terminaciones nerviosas de las cervicales del cuello por un fuerte problema de dolencias en la zona.

Loret de Mola aseguró que ese era el motivo de la postura encorvada de AMLO durante los últimos mítines de su campaña victoriosa rumbo a la presidencia; sin embargo, el incidente no pasó a mayores y la salud del presidente no se vio afectada.El avance de la pandemia ha dejado más de 140,000 muertes en México  (Foto: Reuters / Carlos Jasso)El avance de la pandemia ha dejado más de 140,000 muertes en México (Foto: Reuters / Carlos Jasso)

Posteriormente, durante su gobierno, la salud del presidente no había tenido relevancia en la óptica pública; sin embargo, en octubre del 2019, AMLO anunció durante una mañanera que un usuario de la plataforma de transparencia solicitó saber el estado de salud física y mental del líder de la nación, lo cual fue calificado como un exceso por López Obrador.

Solicita constancia médica y psiquiátrica del presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, con los generales de una institución médica de nivel y sus visibles, tales como: papel membretado, timbrado, del médico o institución médica que expide la constancia con fotografía. La fotografía debe estar cancelada con el sello y la firma del médico que la expide, tiempo que ha sido médico del paciente, dar a conocer el estado de salud local y fecha de la consulta, sello y firma del médico […] También se solicita un análisis general de orina y de química sanguínea a la fecha actual del mes de octubre, así como el dictamen cardiovascular de la persona, especialmente consultando enfermedades coronarias, hipertensión arterial, enfermedades cardiorrespiratorias, cardiopatías, insuficiencia cardiaca, arritmia, enfermedad arterial periférica, cardiopatía congénita y si dentro de su vida ha sufrido de parálisis facial, así como análisis toxicológicos y de enfermedades crónico degenerativas o terminales”, dio lectura el presidente desde Palacio Nacional; sin embargo, la información nunca se dio a conocer.José Luis Alomía Zegarra, director de epidemiología, informó sobre el estado de salud del presidente (Foto: EFE)José Luis Alomía Zegarra, director de epidemiología, informó sobre el estado de salud del presidente (Foto: EFE)

En lo relacionado con el diagnóstico positivo de SARS-CoV-2, José Luis Alomía, director de Epidemiología, informó que la salud del presidente de México es vigilada por especialistas en la materia.

“Felizmente, el presidente se encuentra estable y los síntomas son leves. Está resguardado en su domicilio y en este momento, y desde que inició con los síntomas, el equipo de médicos que se conformó para una situación se encuentra bajo su atención”, expresó en la conferencia vespertina desde Palacio Nacional.

El funcionario público también informó que el equipo que atiende al presidente está dirigido por Jorge Alcocer, titular de la Secretaría de Salud (SSa) e inmunólogo destacado de la UNAM. “Todos estamos deseando que su evolución sea satisfactoria y se pueda recuperar lo antes posible para que pueda reincorporarse a las actividades que son esenciales para nuestro país”, refirió.

Fuente: Infobae