Tasa de crecimiento poblacional en México podría ser cero en tres décadas: analista

El crecimiento demográfico en México se encuentra a niveles de 1900, cuando este alcanzaba 1.1 por ciento.

Los resultados del Censo de Población y Vivienda del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) 2020 arrojaron que en la última década la tasa fue de tan solo 1.2 por ciento, es decir, representó un incremento de 13 millones 677 mil 486 personas respecto al Censo del 2010.

Bajo esta proyección, el país podría llegar a crecimiento cero dentro de tres o cuatro décadas, situación similar que ocurrió con Europa en los años 90, de acuerdo a Baruch Sangines, geógrafo de la UNAM y demógrafo por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

En entrevista con MILENIO, explicó que uno de los factores para el decrecimiento, es la decisión de los jóvenes por desarrollarse profesionalmente, en lugar de casarse y tener hijos. Durante el periodo de 1950 a 1970 la tasa alcanzó su máximo con un alza del tres por ciento, debido a la menor mortalidad y mayor natalidad.

Tan solo en 1960 la edad mediana era de 16 años, la natalidad de 47.5 por ciento y la mortalidad de 12.74, de acuerdo con el Consejo Nacional de Población (CONAPO). “Nuestros abuelos, la generación baby boomers, tuvieron hasta ocho o más hijos por familia y muy jóvenes. Hubo una mortalidad menor y mayor natalidad, lo que produjo una explosión demográfica.

Estas nuevas generaciones, sobre todo en las urbes, ya todos quieres trabajar y muchos de ellos no quieren casarse y si lo deciden, solo tienen un hijo. Es un decrecimiento natural, México se encuentra en esta fase que por ejemplo, en Europa ya pasaron”, señaló. En los países europeos, dijo, llegó un momento en que su tasa fue cero, ya no había reemplazo. Si seguía a la baja, las poblaciones iban a disminuir paulatinamente en muchos años. No obstante, este equilibrio se logró por la migración, principalmente de individuos provenientes del norte de África.

“La teoría demográfica diría que México también va para allá, generalmente América Latina, y sí es un reflejo de los datos que vimos en el Censo 2020, porque la tasa está decreciendo. 

Lo más seguro es que para 2030 no alcancemos el cero, es un periodo largo. Sin embargo, si continuáramos con esa tendencia, contrario a Europa, México no es un país muy receptor de migrantes, cruzan para ir a Estados Unidos.

Hay que cuestionarnos en tres o cuatro décadas, cómo empezaríamos a sustituir esa disminución”, aseveró.

En ese contexto, el Inegi reportó que del total de 126 millones 14 mil 24 personas en México, 1 millón 212 mil 252 son residentes nacidos en el extranjero, lo que representó un incremento significativo frente a la cifra de 961 mil 121 migrante hace 10 años.

Otro elemento a destacar es que la población cada vez es más grande, pues la edad mediana ahora es de 29 años, en contraste con la de 2010 que era de 26 y la de inicios del siglo XXI, de 22 años. Según Conapo, para 2050 esta será de 38 años aproximadamente, siendo un país de adultos mayores, perdiéndose el dinamismo y el bono demográfico.

Correspondiente a un fenómeno que da cuando el volumen de la población en edad de trabajar supera a la dependiente, en este caso, niños y ancianos. “Para 2050, México va a ser un país envejecido y ahora se suma que la gente no quiere tener hijos, un escenario como Europa, gente grande con pocos jóvenes.

Ya no vamos a tener la oportunidad como país, de explotar tantos recursos, es algo que preocupa a los demógrafos, la tasa de dependencia va a ser mucho mayor”, aseguró.

Con base en eso, dentro de los temas sociodemográficos que van a estar presentes a lo largo de los próximos años, se encuentra el envejecimiento, la esperanza de vida al nacer que no está creciendo y las pensiones.

“Eso va a necesitar mucha infraestructura, un impacto en el sistema de salud, en el sistema de pensiones. Con tanta gente grande, no estamos listos para sostenerlos.

Además, la tasa es de 2.1 hijos, es la que mantiene para reemplazar a la población que va muriendo. La gran pregunta es, si esta va a la baja, lo más probable es que cuando ya se tenga menor de hijos por mujeres, ahí sí ya diríamos que no vamos a ser sustituidas”, indicó.

Apuntó que el impacto en la mortalidad por el covid-19 será notorio hasta dentro de uno o dos años, cuando se recopile la información, ya que existen demasiado registros civiles y muchos de ellos, no operan con la mejor tecnología, sobre todo, en las zonas de marginación

Milenio