Subsidios a empresas equivalen al presupuesto anual de Chihuahua, denuncia CFE

El director de la CFE, Manuel Bartlett, señaló que las empresas privadas “elegantes y finas” no pagan por red eléctrica y roban 76 mil clientes a la Comisión, mientras que Miguel Reyes, director de CFE Energía, acusó que los subsidios a empresas que no pagan a la Comisión por transmisión equivale al presupuesto de Chihuahua.

“Esos 49 mil millones en subsidios por el no pago de las tarifas de transmisión es equivalente a lo que recibe el Estado de Chihuahua en un año”, aseguró.

“Actualmente son 223 centrales de autoabasto con 72 mil 656 socios de paja, como no pagan la red las empresas más importantes, las que más consumen, las elegantes, las finas, se acomodan en este mecanismo y no pagan la red, como son las grandes empresas no pagan la red, se acomodan en las sociedades de autoabasto, un fraude a la ley”, expuso en conferencia mañanera acompañado del Presidente.

“Aunque sea ilegal, aunque sea un delito, no pagan la red, a costillas del Estado, del pueblo de México, 76 mil clientes fingidos, servidos por la CFE están ahí encantados no pagando la red”.

Asimismo indicó que la Comisión tienen pérdidas por 437 mil millones de pesos por reglas de despacho de luz.

“Tiene que comprar energía cara a un privado, la energía no despachada es el 45 por ciento de la CFE, la mitad de las centrales no se despacha. Se toma en cuenta el costo variable, no toda la inversión. Tenemos ahí una perdida de 215 mil millones de pesos al no despachar la mitad de nuestras plantas”, explicó.

“Y por la energía además que la CFE tiene que comprar a un privado, la CFE pierde 222 mil millones de pesos más”.

El funcionario reiteró que debido a la reforma energética, del sexenio pasado, la CFE debe comprar energía a privados y a través de subastas.

“CFE, suministro básico, la encargada de distribuir, vender energía a nuestros 45 millones de usuarios, es obligada por la reforma energética a comprar dicha energía a los privados, a través de subastas, la mayoría de renovables, esos que no le pagan a la CFE el respaldo para cumplir sus intermitencias, en lugar de que CFE genere, compra en subastas, es caro, actualmente cuesta más que el precio del mercado, así la CFE financia a estas centrales al verse obligado a pagar la energía por 25 años”, dijo.

“Tenemos que comprarle a los privados, esta exigencia es absurda, pero así es la realidad de la reforma energética”.

Bartlett también reprochó que jueces voten en contra de mantener la estabilidad de la red pues se han otorgado permisos creando sobreoferta.

“Han dado permiso sin límite a todos los que quieran, son en su mayoría intermitentes, son eólicas y solares, que representa un grave riesgo para la estabilidad de la red. La intermitencia genera grandes problemas”, detalló.

“Aquí los jueces no se han dado cuenta que la red debe mantener un equilibrio y confiabilidad porque si se mete está intermitencia y estos permisos que han dado, ponen en riesgo. Los jueces votaron en contra de un acuerdo para garantizar la estabilidad de la red”.

Asimismo, el director de CFE acusó que la reforma energética del Gobierno de Enrique Peña Nieto “convirtió a esta empresa del estado en pedaceria”.

“Hicieron seis pequeñas CFE: son empresas autónomas, que deben de competir entre sí, un verdadero desastre con la clara intención de la desaparición de la CFE”.

“Además, la mayoría de estos proyectos, generadores independientes, empresas de autoabasto, su objetivo es suplantar a la CFE. La mayoría de estos proyectos privados han sido financiados por la banca de desarrollo y además con recursos de las afores”, señaló.

En tanto, Miguel Reyes, director de CFE Energía, acusó que subsidios que empresas no pagan a la Comisión por transmisión equivale al presupuesto de Chihuahua.

“Sólo una empresa, casualmente, es casualidad, Iberdrola recibió el 26% de esos subsidios. Adicionalmente nosotros no recibimos ingresos porque nos quitaron de sus clientes”.