Su playa privada, gimnasio, cinco recámaras: así es el paraíso que la FGR decomisó a Emilio Lozoya

Los sellos de aseguramiento de la Fiscalía General de la República (FGR) son los que hoy destacan en la mansión de lujo de la esposa de Emilio Lozoya, ex director de Pemex , la cual habría sido adquirida con fondos de un soborno que Altos Hornos de México (AHMSA) presuntamente pagó al ex funcionario.

La adquisición de la casa, ubicada en Ixtapa, Guerrero, se efectuó en julio de 2013, doce días después de que Pemex autorizó la compra de la planta de fertilizantes Agro Nitrogenados, perteneciente a AHMSA.

Las autoridades determinaron que el pago de dicha planta fue hecho a un sobrecosto estimado de 620 millones de pesos, ya que las instalaciones eran chatarra.

Una investigación del colectivo Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad demostró que a la par que Petróleos Mexicanos negociaba la compra de la planta de AHMSA, un ejecutivo de esa empresa intervino en la adquisión de una casa de descanso para la familia Lozoya, en la zona de Contramar, uno de los sitios más exclusivas de Ixtapa.

El inmueble ubicado en el condominio de Quinta Mar, tiene un valor de USD 1.9 millones y cuenta con cinco recámaras, todas con baño propio y cuatro de ellas con vestidor. La habitación principal tiene una estancia, terraza descubierta, una pérgola, palapa y mirador con vista al mar.

En los distintos desniveles se distribuyen el comedor, dos estancias, una terraza, la cocina, un gimnasio, un cuarto de televisión, dos bodegas, cuarto de lavado, cuarto de servicio con un baño completo, alberca y cochera para tres autos. La residencia tiene acceso al mar y una playa privada.

A un costado del condominio se ubica el restaurante exclusivo Kau Kan. Al otro lado se ubica la Casa Jaguar, una residencia de ultralujo diseñada por el despacho Zozoya Arquitectos.

LOZOYA Y AHMSA

El 19 de julio de 2013 la empresa estatal petrolera a cargo de Emilio Lozoya, autorizó la compra de la planta Agros Nitrogenados de Altos Hornos de México, la cual tenía 14 años sin operar.

Doce días después, el 31 de julio, la esposa de Lozoya, Marielle Helene Eckes, adquirió a través de un fideicomiso la residencia en el condominio Quinta Mar.

Pero fue un abogado y directivo de AHMS, quien en representación de la cónyuge del exfuncionario intercedió por la propiedad. Ésto, ya que Helen Eckes es extranjera.

En el arranque del sexenio de Enrique Peña Nieto, tiempo donde Emilio Lozoya fue nombrado titular de Pemex, la declaración patrimonial de éste sólo presentaba un inmueble ubicado en Lomas de Bezares, en la Ciudad de México. Pero a partir de 2013, fecha en que se da la transacción de Ixtapa, la declaración patrimonial del ex funcionario no es pública.

LA TRANSACCIÓN

El pago de la mansión de lujo, valuada en USD 1.9 millones, se efectuó en dos transferencias a la cuenta 4798-277 del Banco de Montereal, en Toronto, provincia de Ontario, Canadá, a nombre de la señora Aguilera Concha.

La transferencia provenía de una cuenta en Suiza, a nombre de la empresa Tochos Holding, establecida en las Islas Vírgenes Británicas, y la cual, según las autoridades mexicanas, tenía como beneficiario a Emilio Lozoya y su hermana, Gilda Susana.

Cabe destacar que dicha cuenta en Suiza atribuida a Lozoya, conecta distintos casos de corrupción: con la empresa brasileña, Odebrecht, y la compañía española OHL.

Fuente: Infobae