Senadora de Morena presume arma de fuego en fotografía

Lucía Trasviña, senadora por Baja California Sur, generó polémica al aparecer en una fotografía con una arma en la cintura. Si bien no se especifica el lugar y la fecha en que la legisladora se habría hecho la foto, ha trascendido que el arma que porta es una Glock 45 mm.

Lucía Trasviña ha generado polémica por sus declaraciones hacia sus adversarios, lo que ha sido destacado en los medios de comunicación así como en las redes.

Recientemente, se dirigió en contra de los panistas del Senado:

“Millonarios con negocios, cómplices del crimen organizado, tapaderas, ¿y todavía vienen a esta tribuna a descalificar al hombre que está salvando a esta patria? Sátrapas, ratas, entrelucidos y lurios. Así se los digo y se los sostengo. Y no les tengo miedo, cabrones”.

Les cuestionó que nunca reclamaron las acciones delictivas y criminales de Javier Duarte, asimismo, cuestionó “¿cuándo otros reclamaron al Gobierno estúpido de Vicente Fox, o las negociaciones del también borrachín de Calderón?”.

Tras emitir esas declaraciones, una semana después, la senadora pidió a la Mesa Directiva que retirara del Diario de los Debates sus palabras.

Dijo que como mujer y como legisladora, estaba consciente de que sus expresiones no fueron adecuadas, “si bien el fondo de reclamación emana del sentir popular, reconozco que como senadora de la República tengo la obligación de conducirme respetuosamente con los demás”.

En el escrito de solicitud, del que da cuenta Reforma, solicitó, amablemente que se retirara del diario de los debates los comentarios que hizo, toda vez que, advirtió, no abonan al quehacer político.

“Si bien hoy en día nos encontramos diferentes proyectos políticos representados en esta tribuna, es necesaria la conducción armónica, respetuosa y cooperativa como el pueblo nos lo demanda”.

No es la primera vez que la senadora tiene estos deslices en el Senado, pues a medidados de marzo, subió a tribuna muy enojada para pedir que no descalifiquen a Andrés Manuel López Obrador… aunque sí llamó a la oposición “sátrapas, ratas, entrelúcidos y lurios”.

Acusó, en ese entonces, que muchos senadores se paran ahí con un discurso falso, porque ellos han sido parte de la “tapadera de corrupción”.