“Revientan” laboratorio de fentanilo en Nuevo León

Al cumplimentar una orden de cateo en dos inmuebles ubicados en el municipio de García, Nuevo León, elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) aseguraron una bodega probablemente utilizada como laboratorio para la elaboración de la droga sintética conocida como fentanilo.

En seguimiento a una investigación, el Ministerio Público Federal (MPF) solicitó y obtuvo del Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio del Centro de Justicia Penal Federal, con sede en Nuevo León, el mandamiento que fue cumplimentado por elementos de la Policía Federal Ministerial (PFM) y peritos especializados, en dos domicilios ubicados en la colonia Parque Industrial Ciudad Mitras y Pedregal La Silla.

Aseguran fentanilo en paquete con dulces con destino a EU

En el primer inmueble, los agentes de la Fiscalía General de la República localizaron un área de laboratorio con instrumentos, maquinaria, sustancias químicas, una barra, cuadernos con anotaciones en la materia y un refrigerador, así como otros espacios donde se ubicaban tambos, cajas, frascos y anaqueles.

Durante la ejecución de la técnica de investigación, fue detenido Guadalupe “A”, con pleno respeto a sus derechos humanos, sin uso de violencia ni afectación a terceros; quedó a disposición de la autoridad jurisdiccional por su probable responsabilidad en la comisión del delito de contra la salud, en la modalidad de producción de los precursores químicos del fentanil.

El químico y dueño de la empresa AMPEX CHEMICALS, fue detenido y puesto a disposición de un Juez de Distrito Especializado en el Sistema Penal Acusatorio, con sede en el estado de Nuevo León.

Dada la capacidad de producción del laboratorio, este aseguramiento se considera como uno de los más importantes e históricos realizados en nuestro país.

El consumo de fentanilo, droga considerada hasta 50 veces más potente que la heroína, ha provocado la muerte de miles de personas en los Estados Unidos de América y en México amenaza con convertirse en un problema de salud pública.