Pusieron toda su esperanza en la rifa de avión presidencial

El día llegó. El salón de sorteos del edificio El Moro se vistió de gala para celebrar el 235 Sorteo Especial, dedicado al monto equivalente del avión presidencial. Desde las siete de la mañana, personas de distintas partes de la ciudad se dieron cita en los módulos que están frente al recinto con la intención de comprar uno o varios cachitos de a 500 pesos cada uno. Soñaban con el premio. 

Cerca del mediodía, la acera que resguarda el edificio de Lotenal se empezó a llenar de gente; tanta era la euforia por un billete de lotería que no siempre se respetó la sana distancia, por lo que un grupo de guardias de seguridad intervinieron para evitar aglomeraciones. 

Orgullosa de lograr su cometido, Marlene Aguilar salió de la fila con su cachito en mano. Viajó desde Ixtapaluca, Estado de México, con la ilusión de comprar un billete y ganar un premio. El dinero les permitiría a ella y a su familia recuperarse de la crisis que les dejó la pandemia por COVID-19.  

A las 15:38 horas, ya en el salón de sorteos, las autoridades encabezadas por la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, se pusieron de pie y entonaron el Himno Nacional.

Después, la titular de la Segob, junto con el director de Lotería Nacional, Ernesto Prieto, y de Jorge Mendoza, director del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, dio el campanazo e inició el sorteo.

“Estoy emocionada al ver esta cantidad de gente puesta con el Presidente que quiere una transformación”, dijo. 

Por: El Universal