PROFECO exhibe sustitutos de crema de menor calidad

La mayoría de las personas no puede iniciar su día sin una buena taza de café, y muchos agregan crema en polvo para mejorar su sabor, en ese sentido, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) informó que algunos sustitutos de crema contienen más grasa que la leche, y no venden los gramos que dicen en su etiqueta.

En la Revista del Consumidor de diciembre, el Laboratorio Nacional de Protección al Consumidor analizó 10 productos denominados sustitutos de crema para café y dos sustitutos de crema para café reducidos en grasa, que de acuerdo con la declaración en las etiquetas, tienen como principales ingredientes jarabe de maíz, aceite vegetal hidrogenado, caseínato de sodio y aditivo.

En el análisis del organismo que dirige Ricardo Sheffield Padilla detalló que se valoraron los siguientes parámetros de los sustitutos de crema como: contenido neto; información al consumidor; calidad sanitaria; contenido de nutrimentos y contenido de sodio.

En contenido neto, la Profeco expuso que fueron dos productos los que no cumplieron con el contenido neto declarado: Aurrera, sustituto de crema en polvo para café sin lactosa de 1 kilogramo y Corina, sustituto de crema en polvo para café/elaborado con grasas comestibles, no de leche pasteurizada, de 1 kilogramo.

MCon respecto a la información comercial se encontró que el producto Lautrec Lite sustituto de crema en polvo/ reducido en grasa sin colesterol bajo en sodio de 460 gramos, “no es veraz, debido a que indica ser reducido en grasa, pero que la contiene es igual que los demás que no son reducidos, inclusive que su producto regular”. Resaltó que Nestlé Coffe Mate, sustituto de crema en polvo para café, tiene 30.5 por ciento promedio de grasa saturada; Borden Cremora sustituto de crema en polvo sin lactosa 27.3 por ciento; Member’s Mark sustituto de crema en polvo para café 16.3 por ciento.

A pesar de las inconsistencias que se encontraron la Profeco indicó que no existe una norma que regule la calidad de estos productos sin embargo, “todos los productos en falta, fueron sujetos a actos administrativos por infracciones a la Ley y están en proceso de la sanción que en su caso corresponda”.

El organismo recomendó a los consumidores leer las etiquetas antes de comprar las marcas, “pues dan información sobre los contenidos nutrimentales e ingredientes que te pueden ayudar a tomar una mejor decisión”.