Prevé Moody’s que sector eléctrico en México no vea aumento de inversión privada en los próximos 3 años

La agencia calificadora de riesgo Moody’s dijo este martes que no vislumbra un aumento de la inversión privada en el sector eléctrico de México en los próximos tres años tras una serie de cambios al marco regulatorio en el sector, que podrían afectar algunos contratos ya existentes, informó la Agencia Reuters.

La calificadora agregó en un reporte que el plan de negocios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) conlleva “riesgos financieros y de ejecución”.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador promovió este año una reforma a la Ley de la Industria Eléctrica (LIE), con la que busca fortalecer la presencia de la generadora estatal de electricidad, la CFE, en el mercado.

La polémica reforma a la industria eléctrica, que ha generado un enorme rechazo entre inversores, mientras opositores acusan que atenta contra la competencia y viola tratados internacionales, ha quedado congelada en tribunales y suspendida su aplicación por el momento.

“Las recientes medidas adoptadas por el Gobierno Federal para cambiar el marco regulatorio del sector energético mexicano podrían tener un impacto negativo en algunos contratos existentes; por lo tanto, no esperamos un aumento de la inversión privada en el sector eléctrico durante los próximos tres años”, sostuvo Moody’s en un reporte.

El mandatario ha dicho recientemente que, de ser necesario, podría presentar reformas constitucionales al Congreso y mencionó la posibilidad de que una sea para dar más apoyo a la CFE frente a las empresas privadas.

Moody’s también se refirió al plan de negocios de la CFE, que planea invertir casi 382 mil millones de pesos (18 mil 790 millones de dólares) hasta 2026 en proyectos, en su mayoría de generación, aunque también contempla una parte de transmisión y distribución y, en menor medida, en telecomunicaciones.

“Esta estrategia conlleva riesgos financieros y de ejecución”, aseguró Moody’s en su reporte, agregando que existe incertidumbre sobre cómo financiará el 30% de las iniciativas de su plan y que ante la falta esperada de inversión privada debido a los cambios en el marco legal, “es probable” que la CFE deba aumentar su deuda para esos proyectos.

“Si la mitad de la inversión que se espera que financie el sector privado (15% de la inversión total) es financiada con deuda, proyectamos un aumento de la razón de deuda a capitalización contable a aproximadamente 66.7% para 2024, desde un 61.7% registrado en 2020″, señaló la calificadora.