Pide Romo “no magnificar” masacre contra LeBarón y caso Culiacán

El jefe de la Oficina de la Presidencia, Alfonso Romo, negó que los hechos recientes de violencia en el país afecten el ánimo de los inversionistas y llamó a “no magnificarlos”.

En conferencia de prensa después de la reunión nacional de consejeros consultivos de Nacional Financiera (Nafin), indicó que el operativo para detener a Ovidio Guzmán en Sinaloa y el asesinato de nueve integrantes de la familia LeBarón en Sonora no deben ser magnificados.

“Estos eventos por supuesto que afectan, no estamos exentos, tenemos problemas, impactan mucho emocionalmente; sin embargo, nuestra obligación es ubicarlos donde deben estar y no magnificarlos. Hasta ayer la gente que he recibido, tanto inversionistas como (representantes de) fondos de inversión, no lo ven como una cosa generalizada, como una problemática tan seria, sino como un caso triste”, expresó Romo.

El funcionario afirmó que la relación con Estados Unidos y Canadá es tan fuerte que los hechos de violencia ocurridos en Sonora, Chihuahua y Sinaloa no afectan los vínculos, por lo que “la foto de México es positiva”, a pesar también de la desaceleración económica que se vive a escala global.

“Estamos tratando de separar lo que es inseguridad y violencia de la inversión. La relación con Estados Unidos y Canadá es tan fuerte que uno o dos casos no pueden empañar la relación. Sí son hechos muy tristes y hay que arreglarlo, porque México con más seguridad estaría creciendo a tasas del doble. Lo negativo lo debemos de tener como punto de referencia, pero que no nos asuste”, sostuvo.

El jefe de la Oficina de la Presidencia informó que el miércoles se reunió con el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural, Víctor Manuel Villalobos Arámbula, y personal de la embajada de Estados Unidos, para comprometerse a estrechar relaciones comerciales, sin tocar los temas de inseguridad y violencia.

“Si tú ves el contexto mundial y ves a México, pues tiene todo, tiene estabilidad macroeconómica, porque el Presidente, el Banco de México y la Secretaría de Hacienda han sido responsables en mantenerla. La foto de México es positiva y por otro lado el apoyo que se le está dando al mandatario nos pone como uno de los países más estables del mundo”, afirmó Romo.

Sin embargo, Romo reconoció que para este año la economía del país prácticamente no crecerá, pero estimó que para 2020 se puede generar un repunte y continuar sentando las bases para llegar a un crecimiento de 4 por ciento para final del sexenio.

Admitió que el principal reto es continuar generando confianza para atraer la inversión extranjera ante un clima de desaceleración económica a escala global. “Estamos poniendo todo el esfuerzo para realmente salir de esta atonía y parálisis. (Estamos) tan preocupados como ustedes y la sociedad de que México debe crecer, pero estamos trabajando muy de cerca con todos los sectores productivos para inyectarle confianza y que los empresarios sean los principales embajadores. México tiene oportunidades y las vamos a capitalizar”, expresó.