Mujer obligó a una niña de 8 años a beber ácido

Autoridades locales detuvieron a una mujer como probable responsable de la muerte de Kimberly, la niña de ocho años que falleció hace una semana en el Hospital General Jesús Kumate, ubicado en esta ciudad, por complicaciones derivadas de la ingesta de ácido.

La mujer, identificada como Reyna “N”, es la pareja de José del Carmen, padre de la pequeña, y es acusada por el probable delito de feminicidio en agravio de la menor de edad, quien la señaló como la persona que la obligó a beber el ácido.

Reyna “N” fue ubicada en la terminal de autobuses ADO y detenida en la tarde por la agentes de la policía ministerial. Kimberly habitaba temporalmente la vivienda de su papá, José del Carmen Chi, quien es acusado por Rocío del Carmen —mamá de la niña— de haber roto los términos de la custodia y haber sustraído a la menor de edad desde mayo de 2019.

Este lunes, el titular de la Fiscalía General del estado, Óscar Montes de Oca, mencionó que la niña ingresó al hospital el 22 de diciembre del año pasado con diversos golpes en el cuerpo y tras haber ingerido sustancias químicas que lesionaron y quemaron su tracto digestivo, lo que provocó su muerte el 17 de febrero pasado, según la necropsia.

“[Cuando estaba internada la niña], otro familiar de la menor dijo que presentó una denuncia ante la fiscalía del estado por violencia familiar, ya que según le había confesado la víctima, la pareja actual de su papá la había obligado a ingerir ácido y la amenazó con que si decía algo le iba a ir peor”, explicó el fiscal.

El 6 de enero de 2020, Kimberly fue dada de alta y entregada al Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) de Cancún —señaló Montes de Oca— y posteriormente la reingresaron al hospital, puesto que su estado se agravó. La niña falleció hace una semana.

El fiscal estatal señaló que dentro del expediente existen valoraciones sicológicas de familiares cercanos a la niña para determinar el grado de responsabilidad de Reyna “N” en la muerte de la niña.

Además, manifestó que aunque el caso es investigado como feminicidio, podría ser reclasificado, pues en su opinión, no se trató de un delito de género. “La niña no fallece por el hecho de género, por ser mujer, sino por temas de maltrato infantil, que es lo que estamos investigando”, respondió.

Por: El Universal