Muere de Covid Mario Casarrubias Salgado, ligado al caso Ayotzinapa

Mario Casarrubias Salgado, líder del grupo Guerreros Unidos y vinculado a la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, murió este domingo víctima de Covid-19, informó hoy la Comisión Presidencial Ayotzinapa.

Casarrubias, conocido como El Sapo Guapo, estaba recluido en el Centro Federal de Readaptación Social 1 “El Altiplano”, en Almoloya de Juárez, Estado de México. Inicialmente fue trasladado para su atención al Centro Médico “Adolfo López Mateos” en Toluca y más tarde al Hospital Central Militar en la Ciudad de México, señaló la Comisión en un comunicado.

El hoy fallecido era hermano de Sidronio Casarrubias, líder de Guerros Unidos, grupo ligado a la desaparición de los estudiantes en Iguala en 2014.

Mario fue detenido en 2014 y en 2017 recibió sentencia condenatoria der 10 años de prisión y 200 días de multa por los delitos de portación de arma de fuego, contra la salud y posesión de cartuchos de uso exclusivo de las fuerzas armadas.

La semana pasada el juzgado Tercero de Distrito en Materia de Amparo y Juicios Federales en el Estado de México dio por concluida la demanda de amparo que interpuso el sentenciado contra actos privativos de la libertad y la orden de detención con fines de investigación.

La Comisión Presidencial informó que Casarrubias padecía diabetes tipo II e hipertensión arterial sistémica.

Durante su hospitalización “se le brindaron las atenciones hospitalarias de alta especialidad y trato humanitario, incluso para establecer comunicación a distancia con su familia, buscando su favorable evolución, agotando los recursos médicos al alcance”, indicó la Comisión.

Dijo también que el 21 de julio, y debido al deterioro de su estado de salud, el detenido fue intubado, ya que presentaba una saturación de 72 por ciento de oxígeno. Murió el domingo 25 de julio a las 08:42 horas de un paro cardio respiratorio y neumonía por Covid-19.

El cuerpo fue entregado a sus familiares hoy a las 8:00 horas, reportó el organismo.

Fuente: La Jornada