México no ha recibido notificación sobre demanda laboral en EU bajo el T-MEC: SE

Luego de que diversos sindicatos laborales de Estados Unidos presentaron al gobierno americano la primer solicitud de caso de respuesta rápida laboral en contra de México bajo el nuevo T-MEC, el gobierno mexicano informó que al momento no han recibido ninguna notificación de esta naturaleza.

Mediante una petición de información que realizó MILENIO a la Secretaría de Economía (SE), que dirige Tatiana Clouthier, indicó que aún no tienen información referente a la primera demanda laboral que el país vecino del norte buscaría imponer a México.

“Hasta el momento la Secretaría de Economía no ha recibido ninguna notificación. Cuando se reciba la notificación habrá una respuesta”, aseveró la dependencia federal.

¿Qué es el Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida del T-MEC?​​​​​​​

El mecanismo de respuesta rápida del T-MEC es un procedimiento inédito de resolución de controversias en tratados comerciales y es aplicable para los derechos laborales.

Éste se diferencia de otros mecanismos de resolución de controversias en que las sanciones comerciales no son aplicables al sector productivo, sino que aplican directamente a las empresas y éstas pudieran hacerse extensivas a la cadena de valor de productos manufacturados, impactando así sus exportaciones. 

Otra característica fundamental es su celeridad, ya que puede resolver una controversia en aproximadamente cuatro meses.

Hace unas horas el sindicato de la activista y abogada Susana Prieto (SNITIS), la principal central obrera de Estados Unidos AFL-CIO, el sindicato de Cardone en EU y Global Trade Watch, prestaron al gobierno americano la primer solicitud de caso de respuesta rápida laboral en en contra de México bajo el nuevo T-MEC.

Está queja por parte de las organizaciones de EU en el sector laboral es contra la empresa de autopartes establecida en Matamoros, Tridonex, misma que tiene matriz en Filadelfia, EU, denominada Cardone; y es producto de la negativa de la empresa a los trabajadores de contar con una representación sindical independiente, tema establecido en el T-MEC.

Ante esto, el gobierno de Estados Unidos tendrá hasta 30 días para determinar si el caso de la inconformidad tiene mérito y debe aplicarse, y en ese caso, se tendría que acordar una solución entre EU y México, en los siguientes 55 días siguientes para evitar un panel de solución de controversias.

Sin embargo, en caso de que no se acuerde una solución favorable que determine una representación sindical independiente, el panel que se pueda formar podría imponer multas o aranceles a la planta investigada, si es que se considera que hay una denegación de derechos laborales, bajo el nuevo T-MEC.

Milenio