México acepta la reducción en la entrega de vacunas Pfizer contra COVID-19: AMLO

El Gobierno de México está de acuerdo en reducir pedidos de vacunas de Pfizer contra el COVID-19 para que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reciba una cantidad de dosis y pueda entregarlas a los países más pobres, informó hoy el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

“Nosotros estuvimos de acuerdo con eso, que nos bajen y luego nos repongan”, afirmó López Obrador durante su gira por el estado de Guerrero, aunque no específico cuántas dosis menos recibirá el país ni qué países serían beneficiados.

El Presidente reveló que la ONU ha pedido a la farmacéutica Pfizer que baje sus entregas a los países con los que se tiene contrato, como el caso de México, para que se disponga una cantidad de vacunas a dicho organismo “y que no haya acaparamiento”.

La meta, manifestó, es que la ONU ponga esas vacunas a disposición de países más pobres.

No obstante, afirmó, esto no cambia el plan de vacunación en México “porque de todas formas estamos buscando otras vacunas”.

Recordó que México ha gestionado con otros laboratorios las vacunas.

“Estamos en tratos para que llegue la vacuna china CanSino y una vacuna de un laboratorio ruso (Sputnik V), más una vacuna de AstraZeneca con la Universidad de Oxford, de modo que ya vamos a tener vacunas suficientes”, apuntó.

Hasta ahora, México tiene acuerdos por 34.4 millones de dosis de Pfizer, 77.4 millones de la británica AstraZeneca, 35 millones de CanSino y 34.4 millones de la plataforma Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS), además analiza la compra de 24 millones de la rusa Sputnik V.

También destacó que el último envío de vacunas va estar “prácticamente concluido”, antes de que arribe el siguiente el próximo martes “no vamos a tener vacunas sin aplicar, muy pocas”.

Y señaló que con esto México tendrá “más autoridad y más derecho que los que reciben la vacuna y no la aplican”, pues aseguró, eso está pasando en algunos países europeos.

México busca vacunar a sus casi 130 millones de habitantes con un plan que ya está en marcha y que culminaría en marzo de 2022, con una inversión de 32 mil millones de pesos (unos mil 600 millones de dólares).

En la primera etapa pretende vacunar al personal de salud y en la segunda a unos 15 millones de personas de la tercera edad, hasta marzo de este año.