Luis Urbano, yaqui defensor del agua en Sonora, es asesinado

En el marco de la entrega de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) de un sistema de agua al pueblo yaqui, el defensor del agua Luis Urbano Domínguez Mendoza fue asesinado esta semana, lamentó Sergi Pedros Ros, director del documental Laberinto Yo’me sobre esta comunidad originaria de Sonora.

“En su aparición en Laberinto Yo’eme relata con total claridad los problemas por el despojo de las aguas del río Yaqui y sus tierras. Descansa en paz amigo, pediremos justicia y nunca olvidaremos tu luz”, escribió el cineasta en un mensaje en su Facebook.

De acuerdo con la prensa local, el yaqui salía de un banco en Ciudad Obregón el miércoles cuando fue asesinado a tiros. En 2015, Domínguez Mendoza, del pueblo Cócorit, participó en la Caravana nacional por la defensa del agua, el territorio, el trabajo y la vida.

“Nos siguen pisoteando, maltratando; miles estamos a punto de caer en la marginación, y la pobreza se agudizará por las reformas estructurales”, aseguró en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Con esta agresión, agregó su amigo el cineasta, “se llevan la vida de una persona llena de amor por los demás. Luis se preocupó siempre por el bienestar de su amada Tribu Yaqui y nunca dudó en defenderla”.

Apenas a finales de mayo, la Fiscalía General de Justicia de Sonora abrió una carpeta de investigación por la desaparición de yaqui, Tomás Rojo Valencia, quien había salido a ejercitarse en Vícam, la cabecera de los ocho pueblos. En 2010, junto con Mario Luna, encabezaron la defensa por el agua en la seca entidad que se desató cuando el Gobierno estatal anunció la construcción del Acueducto Independencia para llevar agua desde la cuenca del río Yaqui hacia la capital Hermosillo, que inició operaciones en 2013.

La tribu yaqui ha luchado contra megaproyectos energéticos, incluyendo el Acueducto Independencia y contra el gasoducto de la empresa Gasoducto Aguaprieta, filial de Infraestructura Energética Nova (IEnova). Sobre ese suelo caliente resguardado por sus ancestros, se planeaba un proyecto energético desde la frontera con Estados Unidos a Sinaloa para proveer de gas natural a la Comisión Federal de Electricidad (CFE). Actualmente la CFE negocia diversos contratos de gasoductos, incluyendo el de Ienova.

Fuente: Sin Embargo