La detención de Emilio Lozoya da esperanzas de que sea deshilada la madeja de corrupción con EPN

La detención del ex director de la compañía estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) Emilio Lozoya ocurrida este miércoles en España apunta a ser una pieza clave para desenmarañar la corrupción que imperó en México durante el Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018).

Sobre Lozoya existía una orden de búsqueda y captura desde mayo de 2019 por su presunta implicación en la trama de sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Finalmente, y tras meses de búsqueda, el arresto se concretó este día en la ciudad de Málaga, sur de España, gracias a un operativo de la Policía Nacional de España y el apoyo de la Interpol.

LA FISCALÍA Y LA DEFENSA EN ACCIÓN

Tras los primeros informes en la prensa mexicana sobre la detención de Lozoya, la Fiscalía General de la República (FGR) de México confirmó el hecho y recordó que el citado personaje, quien tenía meses prófugo y en paradero desconocido de la Justicia, contaba con una orden de captura internacional en su contra.

La FGR “confirma detención por parte de autoridades españolas de Emilio L. en aquel país”, informó la dependencia mediante un comunicado, que lo acusó de haber recibido sobornos de la firma brasileña Odebrecht y de participar en la compraventa irregular de un planta de fertilizantes.

Tras la detención, el abogado del ex director de Pemex entre 2012 y 2016, Javier Coello Trejo, relató que ya tuvo contacto con su cliente y que viajará a España para hablar con él para decidir si lleva su juicio de extradición en España u opta por regresar a México.

“Mi consejo sería que siga su juicio de extradición y que allá se acredite. Aquí ya lo hicieron ícono de la corrupción”, dijo el abogado en entrevista radiofónica con la periodista mexicana Carmen Aristegui.

El abogado dijo tener “evidencias muy contundentes”, que a su juicio “pueden desacreditar su presunta responsabilidad (de Lozoya)” y reafirmó lo que ya había dicho sobre su cliente: “Obviamente que Emilio Lozoya no se manejaba solo”.

De hecho citó declaraciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador, quien en distintas ocasiones ha hecho el comentario que “el Presidente está enterado de todo”. Apuntando, en este caso, hacia Peña Nieto, pues Lozoya era además un hombre cercano a él.

Sobre la frase del abogado que “Lozoya no se manejaba solo”, el Fiscal General mexicano, Alejandro Gertz Manero, también en entrevista con Aristegui, cuestionó: “¿A poco alguien cree que sí (se mandaba solo Lozoya)?”.

El Fiscal cuestionó la defensa del abogado: “¿Qué es lo que se está planteando, una (especie de) amenaza de que no se le investigue?”.

Gertz señaló que “(Lozoya) nos ha dado mucho trabajo poderlo encontrar pero finalmente ahí está el resultado (…) es la segunda vez que trabajamos con la Policía española y los resultados han sido excelentes”.

Sobre la estrategia de la defensa de que Lozoya no actuaba solo, Regino explicó a EFE que la propia defensa “es la que tiene que pedir que comparezca como testigo el expresidente (Peña Nieto)”. “Francamente lo veo muy difícil, porque no sería una estrategia adecuada”, agregó.

El letrado precisó que quien sí podría citar a Peña Nieto sería la FGR, esto como consecuencia de que la investigación en el caso Odebrecht sigue abierta.

Fuente: Sin Embargo