Irrumpen en casa de Lydia Cacho; le roban información

El domicilio de la periodista Lydia Cacho fue allanado el domingo 21 de julio, incidente que fue interpretado como “un acto de represalia” debido a su labor por la defensa de los derechos humanos y la libertad de expresión.

De acuerdo con una alerta de Artículo 19, el allanamiento del domicilio de Cacho ocurrió en Puerto Morelos, Quintana Roo, alrededor de las 18:30 horas tras romper los cables de las cámaras de seguridad y desactivar la alarma.

De su casa robaron parte de su equipo de trabajo: una grabadora de audio, 3 cámaras fotográficas, varias tarjetas de memoria, una computadora portátil y 10 discos duros con información de “alto interés público” vinculados a casos de pederastia.

Además del robo de información, el desorden y destrozo de objetos personales, mataron a una de las perras que protegía la casa, mientras a la otra la envenenaron.

“La verdad nadie se la roba”: Lydia Cacho

Lydia Cacho se pronunció a través de su cuenta de Twitter sobre el incidente, asegurando que sus investigaciones periodísticas se encuentran seguras fuera de México, porque lo que se llevaron eran sólo copias.“Los niveles de violencia y crueldad aumentan en la misma medida en que la impunidad les protege (…) la verdad nadie se la roba”LYDIA CACHO

También envió un mensaje a quiénes la amenazan, aseverando que no dejaría de investigar porque ello conlleva una responsabilidad social.

La periodista busca en la actualidad, justicia para la tortura de la cual fue objeto en 2005 tras la publicación del libro “Los demonios del Edén”, donde exhibía una red de pederastas que operaba en Puebla y Quintana Roo con el contubernio del entonces gobernador, hoy prófugo, Mario Marín.

El 11 de abril se giraron órdenes de aprehensión contra Marín Torres, el empresario Kamel Nacif, Juan Sánchez Moreno y Hugo Adolfo Karam por su probable responsabilidad en la tortura perpetrada contra Cacho en 2005.

Fuente: SDP Noticias