Impone récord empleo informal

En el tercer trimestre, la informalidad global en México creció 1.8 por ciento anual, al emplear a 31 millones 189 mil 46 personas, una cantidad no vista desde que se tiene registro.


En el período julio-septiembre de 2018 y el mismo lapso de este año se sumaron a la informalidad 554 mil 39 personas, de acuerdo con cifras originales del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).


La cantidad resultó de una combinación de un incremento de 701 mil 280 mujeres que se emplearon en la informalidad y una disminución de 147 mil 241 hombres.


Las personas que se emplean en el sector informal, en el trabajo doméstico remunerado de los hogares, trabajo agropecuario no protegido y empleo subordinado sin seguridad social integran la informalidad laboral.


Por tipo de unidad económica, el trabajo doméstico remunerado registró la mayor tasa de crecimiento anual en el tercer trimestre del año, con 3.6 por ciento, generando trabajo a 2 millones 334 mil 180 individuos.


El sector informal ocupó a 15 millones 428 mil 889 personas, 2.8 por ciento más que el mismo trimestre del año anterior.
Dicho rubro generó 48.9 por ciento del empleo en la informalidad, seguido por empresas, Gobierno e instituciones, con 24.0 por ciento.


La población que fue parte de la informalidad en las empresas, Gobierno e instituciones ascendió a 7 millones 482 mil 258 personas en el trimestre de referencia, 2 por ciento más que en el mismo periodo de 2018.


Mientras, el número de plazas informales en el sector agropecuario retrocedió 1.4 por ciento anual en el mismo periodo, su quinta baja al hilo a tasa anual.

Sube desempleo a 3.58%

Este rubro empleó a 6 millones 123 mil 719 individuos, según el Inegi.


Al usar cifras desestacionalizadas, la tasa de informalidad laboral nacional bajó 0.11 puntos porcentuales en el periodo de referencia, para ubicarse en 56.41 por ciento de la población ocupada.


La tasa de desocupación del país tuvo su cifra más alta en 11 trimestres, al pasar de 3.51 por ciento en enero-marzo de la Población Económicamente Activa a 3.58 por ciento en julio-septiembre.


La población desocupada es la que no trabajó siquiera una hora durante la semana de referencia de la encuesta, pero tuvo disposición para hacerlo y realizó alguna actividad por obtener empleo.


Por sexo, de julio a septiembre, la Tasa de Desocupación de hombres aumentó 0.12 puntos porcentuales a 3.61 por ciento de la PEA, en tanto en mujeres retrocedió 0.13 puntos a 3.49 por ciento.


En tanto, la tasa de subocupación aumentó a 7.71 por ciento de la población ocupada, 0.11 puntos porcentuales por arriba de su cifra del segundo trimestre.

Por: REFORMA