Ifetel y SpaceX discuten proyecto de red satelital

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) sostuvo un encuentro con representantes de SpaceX, la empresa de tecnología aeroespacial propiedad de Elon Musk, para hablar sobre el proyecto Starlink, que consiste en el despliegue de una red satelital para ofrecer internet de banda ancha de alta velocidad a escala global.  

En esta reunión realizada el pasado 10 de septiembre también se abordó el tema de las disposiciones regulatorias en materia de comunicación vía satélite, necesarias para la operación de la constelación satelital de Space X en el país.

Al encuentro asistieron Patricia Cooper, vicepresidenta de Asuntos de Gobierno de Satélites de SpaceX, y Janet Hernández, presidenta de la consultora Telecommunications Management Group, así como los seis comisionados del Ifetel, incluido el comisionado presidente interino, Adolfo Cuevas Teja. 

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares 2019 elaborada por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, en México hay 80.6 millones de usuarios de internet que representan 70.1 por ciento de la población mayor a seis años de edad.

Además se estima que 56.4 por ciento de los hogares, aproximadamente 20.1 millones, disponen de internet fijo o móvil.

Según el anteproyecto de disposiciones regulatorias en materia de comunicación vía satélite elaborado por el Ifetel con el objetivo modernizar la política satelital en términos de la Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, para que un proyecto como el de SpaceX pueda operar en el país deberán estar al menos en coordinación y contemplar en su zona de servicio la parte del territorio nacional donde se pretendan explotar las bandas de frecuencias asociadas.

Starlink es uno de los proyectos más ambiciosos de SpaceX, con el que el magnate de origen sudafricano piensa ofrecer internet de banda ancha de alta velocidad por medio de una red de 4 mil satélites a lugares en donde no hay acceso disponible, no es confiable o bien, no es de bajo costo.

Su despliegue comenzó en 2018 y en actualidad tiene más de 700 satélites en órbita, que servirán para lograr este año su objetivo de dar servicio de banda ancha en el norte de Estados Unidos y Canadá, y para 2021 el objetivo es lograr una mayor cobertura global. Con un fondo de más de mil 900 millones de dólares recaudados en rondas de inversión, la empresa ha podido financiar Starlink.

El pasado 3 de septiembre SpaceX lanzó desde Cabo Cañaveral, Florida, su duodécima misión Starlink, con la que puso en órbita 60 satélites, los cuales se desplegaron en la órbita 15 minutos después del despegue. 

El año pasado un vocero de SpaceX dijo durante un foro organizado por el Ifetel: “Es un proyecto muy costoso, es muy costoso crear una red como esta en el cielo. A lo largo de los últimos veinte años no se ha creado ninguna red de este tipo y los regímenes regulatorios se han enfocado solamente en sistemas satelitales geoestacionarios, pero ahora esto es real”.

Musk también es cofundador y líder de Tesla —fabricante de vehículos eléctricos y otros productos de energía limpia—, Neuralink —empresa de biotecnología—, y The Boring Company — de   túneles de transporte rápidos de excavar y de bajo costo.

Fuente: Milenio