Gordillo intentó usar el mismo esquema de Collado en Andorra

Elba Esther Gordillo Morales, exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), quien intentó abrir una cuenta de 6 millones de dólares en Banca Privada d’Andorra (BPA), y Juan Ramón Collado, exabogado de Enrique Peña Nieto, expresidente de México, usaron un esquema similar para depositar dinero de dudosa procedencia en esa institución crediticia en Andorra, país ubicado entre España y Francia, y con condición de paraíso fiscal, dijo esta noche el periodista Joaquín Gil.

Gil, junto a José María Irujo, publicaron este martes en el diario El País un reportaje que da cuenta de la intención de “La Maestra” fondos que, argumentó, eran parte de la herencia que su madre, maestra rural, le dejó. “Lo que le explicó al banco era tan flagrante, tan sin sentido, que los gestores de la institución le denegaron el proceso, sobre todo después de analizar informaciones periodísticas donde se aludía a la sospechosa riqueza y todas las propiedades que tenía esta mujer”, expuso Gil en una entrevista en “Los Periodistas”, que conducen Álvaro Delgado Gómez y Alejandro Páez Varela y que se transmite en SinEmbargo al Aire por la plataforma de YouTube.

“Además también llamó la atención del banco el esquema que tenía para hacer llegar los fondos, o los 6 millones de dólares de México hasta Andorra, pues Elba Esther Gordillo o una persona de su confianza le llevó un esquema al banco de cómo iba a mover su dinero. Ese dinero partía lógicamente de México, llegaba a una sociedad fiduciaria del Grupo Fiduciario Filemón y de ahí pasaba a la Banca Privada d’Andorra, cuando Andorra era un país que estaba blindado por el secreto bancario.

“Todo esto ocurrió en abril de 2012, 10 meses antes de que a esta señora, maestra, la detuvieran en la Ciudad de México por corrupción y en concreto por haber participado en pan presunto saqueo de 120 millones de dólares de las cuentas de su sindicato que, finalmente, se demostró que no se podía probar; al menos la Fiscalía que acusaba y que le atribuía una serie de delitos vinculados con la corrupción de su sindicato no pudo demostrar, y esta señora acabó –después de cinco años de un procedimiento judicial en México– absuelta y sus fondos se desembargaron”, dijo Gil.

–Llama poderosamente la atención que este intento de Elba Esther Gordillo por depositar 6 millones de dólares se hay dado en abril de 2021, es decir poco antes de la elección presidencial de ese año y, al final, de dos sexenios que habían sido muy cercanos a ella y la habían beneficiado ampliamente. Gordillo se había convertido con Vicente Fox Quesada y con Felipe Calderón Hinojosa en una mujer sumamente poderosa, que son los años donde en teoría habría amasado esta fortuna, y en abril, ya con la elección en desarrollo, había la posibilidad de que ese poder se le acabara y es cuando ella recurre a la Banca Privada d’Andorra con el intento, sin éxito, de esconder dinero. Ahora, pareciera que es un periodo, como hemos venido leyendo en El País, donde se construye una historia contada en distintos capítulos con personajes centrales: son priistas, la mayoría, y vinculados a Enrique Peña Nieto. ¿Ustedes han encontrado algo que vincule a Peña Nieto, aparte de lo que habían encontrado de su abogado Juan Ramón Collado, con alguna de tantas fortunas que se han hallado ligadas a Andorra? –preguntó Páez Varela a Gil.

–Todavía no. Pero, bueno, volviendo a otro tema que hemos tratado aquí, que es el del señor Juan Ramón Collado, abogado de Peña Nieto, sí que es verdad que la policía de Andorra, en los últimos informes, insiste mucho en la idea de que ese dinero que este señor depositó en Banca Privada d’Andorra –los 120 millones de dólares que movió entre 2006 y 2015– pudieran no ser de él, y este señor podría haber actuado de testaferro, de prestanombres de terceras personas. Pero todavía no aparecen ligas o es que Peña no tiene algún vínculo con la Banca Privada d’Andorra. Creo que hay preservar la presunción de inocencia siempre y bajo todos los principios y hasta que no se demuestre lo contrario. Pero sí que es verdad que hay personas cercanas a él, como es el caso de Juan Ramón Collado, que han movido una gran cantidad de fondos, que en los recientes informes de la Banca Privada d’Andorra apuntan a que quizá no sean de él, pero esto lo vamos a poder leer más adelante en El País –respondió el periodista español.

–Nomás para abundar en ese punto, porque sé que ustedes tienen mucho guardado y están en un proceso de investigación que ha durado, además, años. Es posible que tanto José Maria Irujo como Joaquín Gil hayan revelado más cosas de lo que ha revelado la Procuraduría General de la República (PGR), de antes, y la Fiscalía General de la República, de ahora, sobre estos personajes, al menos. Pero me regreso a esto: los investigadores de Andorra cuando llegan al caso de Juan Collado, ¿si encuentran o tienen sospechas con respecto al origen real de ala fortuna de Collado? –le insistió Páez.

–Sí, sí. Eso ya lo hemos contado. Hemos contado que no saben cuál es el origen de la fortuna de Collado; quiero decir, este señor cuando llega al banco dice una serie de cosas y en julio de 2016, cuando declara ante una Juez, explica que el dinero procede de su bufete de abogados y también procede de una casa de empeños. Pero lo que despista a los investigadores es el procedimiento que este señor hizo para hacer llegar el dinero a Andorra: la utilización, principalmente, de casas de cambio, pero de este tema hablaremos más adelante si ustedes quieren –planteó Gil.

Fuente: Sin Embargo