Gobierno de Nuevo León vetará “objeción de conciencia”

Después de la polémica que desató la aprobación de la reforma a la Ley de Salud que incluyó la “objeción de conciencia” ahora el gobierno estatal dio a conocer que la vetará por considerar que es discriminatorio, informó la Agencia Notimex.

“Vamos a vetar esa iniciativa, por supuesto que nos oponemos a una discriminación marcada en la ley. Los médicos deben de atender a toda la ciudadanía sea esta cual fuese”, señaló en entrevista el secretario General de Gobierno, Manuel González.

Detalló que la posición de un gobierno ” garantista” como es el de Jaime Rodríguez Calderón es ver por la no discriminación.

La semana pasada, el Legislativo aprobó una reforma que permite que el personal médico y de enfermería puede declinar brindar una atención médica en caso de que considere vulnerados sus principios de ética o valores, como es el caso del aborto.

Colectivos en pro de la defensa de los derechos humanos han señalado que esto permitiría que personal del área de salud se excusara en esta figura para dejar sin atención médica a pacientes con VIH o de la comunidad LGBT+ así como migrantes o indígenas.

La propuesta de la reforma fue realizada por la Comisión de Salud y Atención a Grupos Vulnerables. Fue la diputada del PT, María Guadalupe Rodríguez, quien presentó el dictamen que contiene reformas al artículo 48 de la mencionada ley.

“La objeción de conciencia es el derecho consistente en la negativa a realizar determinados actos o servicios derivados de una orden de autoridad o de una norma jurídica cuando estos contradicen los propios principios éticos o morales”, expuso en tribuna la legisladora.

Por su parte, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) alertó sobre la posibilidad de que la reforma aprobada a la Ley de Salud contribuya a que no todas las personas puedan tener plenamente su derecho a la salud y también que se caiga en actos discriminatorios.

Mencionó que los servicios de salud que brinda el estado deben de estar acordes con los principios de igualdad y no discriminación, tal y como lo mandata el artículo 1 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

En tanto, la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León (CEDHNL) emitió un posicionamiento en torno a la misma reforma y estableció que, aunque el artículo 24 de la Constitución prevé la libertad de convicciones éticas, de conciencia y de religión, el ejercicio de esas libertades no puede ser absoluta.