Fox renuncia a la seguridad que le paga el Estado en carta a la Sedena en la que apenas agradece

El ex Presidente Vicente Fox Quesada renunció esta tarde a la seguridad que le paga el Estado mexicano en una carta enviada al titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), escueta, muy escueta, tan escueta que apenas agradece los servicios que se le prestaron, sin costo alguno, durante casi dos décadas.

En la misiva, el político guanajuatense aseguró que tomó la determinación “dada la difícil situación en el país”. Por lo que, aseguró, se hará cargo de su seguridad, la de su familia e instalaciones.

A través de su cuenta de Twitter, Fox Quesada señaló que desde el 1 de agosto dejó de contar con la protección de los elementos de la Sedena “por elección propia”.

Añadió que “el país necesita mayor apoyo económico y de protección para combatir los elevados niveles de criminalidad”.

En su carta, Fox sugirió terminar el acuerdo el 1 de agosto, en espera de la confirmación de la Sedena.

El texto fue dirigido al Secretario de la Defensa, Luis Cresebcio Sandoval González.

LA GUARDIA DE FOX

Durante su campaña presidencial, Andrés Manuel López Obrador aseguró que de llegar al poder, suspendería las guardias que el Estado mexicano brindaba a los ex presidentes del país.

Sin embargo, el pasado 6 de abril, López Obrador ordenó crear una guardia de seguridad austera para proteger al ex mandatario y a su familia, luego que el político guanajuatense denunciara el supuesto ingreso de un comando armado a su casa.

“He instruido al general Luis Cresencio Sandoval González, Secretario de la Defensa, para crear una guardia de seguridad que proteja al ex Presidente Fox y su familia, con eficacia, pero sin los excesos que mantenían antes del cambio de régimen”, afirmó el ahora Presidente en su red social.

Fuente: Sin Embargo