FGR acusó formalmente a Collado por lavado de dinero y delincuencia organizada

El abogado mexicano Juan Collado fue formalmente acusado por la Fiscalía General de la República (FGR) de pertenecer a una empresa que -entre otras cosas- se dedicaba a realizar transferencias financieras a Andorra, España y otras partes de Europa sin necesidad de comprobar la procedencia de los fondos, además de simular la compra de otras empresas.

El pasado 5 de febrero la FGR pidió al juez de control del Centro de Justicia Penal Federal en el Reclusorio Norte que declare penalmente responsablemente a Collado por los delitos de delincuencia organizada y por operaciones con recursos de procedencia ilícita, detalló el periódico Milenio.

De igual forma, la FGR señaló que la culpabilidad de Collado es superior a la que podría alcanzar con la pena mínima, pues se tomaron en cuenta circunstancias personales en las que se encontraba el abogado al momento de cometer los delitos; tales como su prestigio como litigante a nivel nacional y su cercanía con personalidades del poder, hechos que lo obligaban a tener un comportamiento intachable.

(Foto: Cuartoscuro)
(Foto: Cuartoscuro)

Hasta el momento el juez de control no ha fijado fecha para la audiencia intermedia.

En la acusación, firmada por la agente del Ministerio Público federal, Gloria Minerva Sánchez, titular de la Agencia Cuarta Investigadora de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Cometidos por Servidores y Contra la Administración de la Justicia, se establece: “En dicha empresa (Libertad Servicios Financieros), José Antonio Rico Rico, Juan Ramón Collado Mocelo y Roberto Isaac Rodríguez, en diferentes momentos han desempeñado funciones ejecutivas, de presidentes del consejo de administración, persona moral que hace transferencias financieras de manera reiterada al exterior como España, Andorra y otras partes de Europa, sin comprobar la procedencia de esos recursos, existiendo la duda de su procedencia”.

Juan Collado fue detenido en julio de 2019 en un restaurante de Lomas de Chapultepec, en la Ciudad de México.

Antecedentes

(Foto: Telemundo/Suelta la sopa)
(Foto: Telemundo/Suelta la sopa)

Durante años, el abogado Juan Collado fue litigante de los funcionarios y políticos más poderosos del país. Entre sus clientes se encontraban el ex presidente Enrique Peña Nieto, el también ex mandatario Carlos Salinas de Gortari y el ex líder del Sindicato Petrolero, Carlos Romero Deschamps.

Justo cenaba con éste último, cuando Juan Collado fue arrestado el 9 de julio de 2019, en un reconocido restaurante de Las Lomas, en la Ciudad de México.

Juan Collado fue acusado de lavado de dinero, asociación delictuosa y fraude con Libertad Servicios Financieros, ubicada en Querétaro.

Los ex presidentes Carlos Salinas y Enrique Peña NIeto (Foto: Especial/ Cuartoscuro)
Los ex presidentes Carlos Salinas y Enrique Peña NIeto (Foto: Especial/ Cuartoscuro)

De acuerdo con la orden de aprehensión, el denunciante Sergio Bustamante, señaló a Collado de estar involucrado en la supuesta compra y venta simulada del edificio sede de Caja Libertad.

En su declaración en junio pasado, Bustamante señaló a los ex presidentes Carlos Salinas de Gortari y Enrique Peña Nieto, de ser los verdaderos de Caja Libertad. Incluso, reveló que que camionetas de valores llegaban a las instalaciones de la empresa con dinero en efectivo, enviados por Peña Nieto.

Pero no solo eso. De acuerdo con la diligencia, basada en la declaración del quejoso, desde el 2006 Caja Libertad financiaba campañas para presidentes municipales, senadores y gobernadores de los partidos Acción Nacional y Revolucionario Institucional en las entidades de Querétaro, Guanajuato y Aguscalientes.

Tras su detención, Juan Collado fue enviado al Reclusorio Norte, ubicado en la Ciudad de México, una de las más peligrosas de la capital mexicana.

Fuente: Infobae