FBI e Interpol iban tras tráfico de córneas. Dieron con clínica en Tijuana, de médico reconocido

Proveniente de una prestigiosa y conocida familia de oftalmólogos, David Méndez Noble (inocente hasta que se demuestre lo contrario) fue detenido el martes 12 de noviembre, acusado de ingresar córneas provenientes de Estados Unidos a México, presuntamente adquiría a través del mercado negro, según una investigación de Zeta Tijuana.

La demanda de dicha membrana ocular es sumamente alta en Baja California, pues sólo en esta entidad la lista de espera es de 140 pacientes. La investigación se originó en EU, con la participación del FBI e Interpol, quienes apoyaron a la Fiscalía General de la República para armar el caso y ubicar al galeno; tenían más de diez años con esta indagatoria.

El doctor David Méndez Noble no sabía lo que le esperaba la mañana del martes 12 de noviembre, cuando llegó a la clínica que ha sido propiedad de su familia por años, ubicada en Avenida Reforma entre D y E, a metros de la línea fronteriza y a unos tres kilómetros de la Garita Zona Centro de Mexicali.

Fue precisamente del otro lado del muro, en la Unión Americana, donde desde hace más de diez años se articuló una investigación contra Méndez Noble por el delito de tráfico de órganos, comentó el Gobernador Jaime Bonilla Valdez.

El martes 12, elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) provenientes de Ciudad de México, acudieron a la clínica de Méndez para cumplimentarle una orden de aprehensión otorgada por un juez de Hermosillo, Sonora, por el delito federal de tráfico de órganos; la Interpol y el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) fueron las corporaciones que solicitaron la detención del médico.

A las nueve y media de la mañana fue reportado un llamado de emergencia por parte de trabajadores y vecinos de la zona aledaña a la clínica -un sitio concurrido-, quienes creían que la acción policíaca era en realidad un secuestro.

El propio oftalmólogo lo gritaba mientras era arrastrado a una de las tres camionetas y pick-ups que conformaban el convoy de patrullas que lo llevaría a certificar a las instalaciones de la Subdelegación de la FGR. Minutos después, la Directora de la Policía Municipal de Mexicali, María Elena Andrade Ramírez, confirmó que se trató de un operativo efectuado por elementos federales.

La noticia se convirtió en escándalo: conocido oftalmólogo detenido en el corazón del Distrito Médico de Mexicali, uno de los turismos más rentables y poco regulados de la entidad.

El secretario de Salud, Jorge Carlos Alcocer Varela, llamó a las autoridades homólogas locales para conocer la situación concreta y las repercusiones que podría generar una detención como la sucedida. Tanto en el Colegio de Oftalmólogos de Baja California, con representantes del Distrito Médico, e incluso expertos en ese ramo de la salud, negaron emitir una opinión al respecto de la aprehensión

Eso sí, todos se dijeron preocupados por lo ocurrido, entre ellos el secretario de Salud, Alonso Pérez Rico, quien en entrevista aseguró que ni Méndez ni su clínica contaban con certificaciones para realizar trasplantes de córnea, según datos recabados por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris). También negó que el sector público de salud de la localidad tuviera algún tipo de vínculo con él, pues no prestaba servicios en esas áreas.

El doctor Méndez Noble fue trasladado y confinado en una prisión en Ciudad de México, esperando se defina su situación legal, de por sí ya empantanada por conflictos familiares derivados de la propiedad de unos inmuebles, como consta en el Registro Público de la Propiedad y el Comercio.

Más información en Zeta Tijuana