Era de Guerrero la joven que mataron en EU para extraerle el bebé. Se llamaba Marlén, tenía 19

Marlen Ochoa López, la joven embarazada de nueve meses que fue asesinada por asfixia para extraerle a su bebé en uno de los suburbios de Chicago, Estados Unidos, el pasado 23 de abril, es de Guerrero.

En consulta telefónica, el Secretario de Migrantes y Asuntos Internacionales, Fabián Morales, informó que la joven de 19 años de edad será velada este sábado y enterrada en Estados Unidos.

Agregó que los padres de la víctima son del municipio de Tecpan de Galeana y desde la desaparición de su hija pidieron ayuda al Gobierno del estado mediante una asociación que da apoyo y asesoría jurídica a migrantes en Estados Unidos desde la desaparición de su hija, Marlen Ochoa.

Relató que pasaron alrededor de tres semanas antes de que la familia diera con su ubicación, no obstante que la mujer que presuntamente habría matado a la joven con ayuda de tres cómplices fue a un hospital a pedir atención para el recién nacido, quien ingresó al nosocomio con daño cerebral ante la falta de oxígeno después del asesinato de su mamá.

Ahí, la presunta homicida dijo que acababa de dar a luz en su casa, aunque no tenía síntomas de haber pasado por un parto, transcurrieron varios días antes de que el hospital diera parte a las autoridades.

El Secretario precisó que el caso fue muy sonado en Chicago, incluso se emitió una alerta por la desaparición en México, ante la posibilidad de que la joven tratara de llegar.

Después informó que los padres primero les pidieron el trámite de una visa humanitaria para que sus dos abuelas estuvieran en el sepelio, que luego atendió la organización. El Gobierno del estado se hizo cargo del traslado de tres familiares a la aduana de Nuevo Laredo.
La pastora Cecilia García, quien ha acompañado el caso, publicó en Facebook que los abuelos y la bisabuela de Ochoa llegarán a tiempo al funeral.

“Están camino para el servicio funerario y no ven la hora de tener el bebé en sus brazos”, escribió García en Facebook.

De acuerdo con Univisión, los abuelos y la madre de Yovani López, esposo de Marlen Ochoa, también llegarían a Chicago en las próximas horas.

Fabián Morales añadió que el lunes en la noche estuvo con los padres de la víctima en Chicago, Honofre y Raquel, “para darle las condolencias y decirles que estamos con ellos y en seguimiento de que se haga justicia”.

Recordó que en la parte legal, ya hubo cuatro personas detenidas, una mujer de 46 años, que dijo ser la madre del recién nacido en el hospital y su pareja, su hija y el novio de su hija, este último fue liberado. El funcionario consideró que lo soltaron porque aportó información del caso.

Según las versiones publicadas en medios electrónicos de Chicago, Marlen Ochoa López fue vista por última vez el 23 de abril, cuando salía de la escuela Secundaria Alternativa Latino Youth donde estudiaba.

Iba a ir por su hijo de tres años a una guardería, esto después de pasar a los suburbio de Scottsdale donde en Facebook contactó a la mujer que ofrecía ropa para recién nacidos.

El bebé de Marlen se encuentra en condición crítica pese a que el fin de semana abrió los ojos. García informó este martes que el padre ha optado por no desconectarlo.

El funeral de Ochoa se realizará el sábado en la funeraria Mount Auburn de Stickney.

Fuente: Sin Embargo