En 5 meses rescatan a mil 29 personas migrantes


 
El Instituto Nacional de Migración, a través de sus Grupos Beta rescató en los primeros cinco meses de este año a mil 29 personas migrantes de diferentes nacionalidades al encontrarse en situaciones de riesgo tras intentar atravesar una cañada, un manglar, una montaña, un río, el desierto o la selva, durante su ingreso o salida por territorio nacional.
 
De manera particular, se han recuperado 17 cuerpos de personas de origen nacional y extranjero que perdieron la vida al intentar cruzar solas o en compañía de familiares o conocidos el Río Bravo en la frontera norte de México en su búsqueda por llegar a los Estados Unidos.
 
La cifra de 17 personas muertas, recuperadas entre el 1 de enero y el 31 de mayo pasados, en su intento por cruzar hacia territorio norteamericano, es mayor al promedio de los 29 cuerpos localizados en todo 2019 en esa misma región.
 


De los 17 sujetos de este año, 16 eran hombres y una mujer, todos mayores de edad. Todos ellos murieron al intentar cruzar la frontera desde Coahuila y Tamaulipas.
 
Las 29 personas fallecidas el año pasado en el cauce del Río Bravo, seis eran originarias de México, una de Honduras, una de Cuba y otra de Belice; las veinte restantes no contaban con documentos de identificación.
 
20 de las personas migrantes fallecieron en el cauce del Río Bravo, en el estado de Coahuila, uno más en la zona de Chihuahua y los ocho restantes en la región de Tamaulipas.
 
Por lo que se refiere a los 17 cuerpos recuperados este año, 4 eran de origen mexicano; 2 guatemalteco y 1 hondureño; los 10 restantes no portaban alguna referencia de identidad, subrayó el INM.


 
CRUCES DE RIESGO
 
El Instituto Nacional de Migración recordó que en esta temporada de calor aumentan los riesgos para las personas que pretenden cruzar de forma ilegal hacia los Estados Unidos, debido en primer lugar a que en regiones fronterizas del norte la temperatura oscila entre 36 y 40 grados centígrados. En la zona montañosa La Rumorosa y en el desierto la Laguna Salada, en Mexicali, se prevé que en los próximos días aumente a 45 y 50 grados centígrados.
 
“Ante ello, personal de Grupos Beta emprende acciones de orientación, entrega de sueros y recorridos frecuentes por la tarde-noche, sobre todo en áreas desérticas y selváticas en las que personas migrantes nacionales y extranjeras pueden poner en riesgo su vida al sufrir ataques de animales y quedarse sin agua o alimentos”.


 
El INM informó que en estos primeros cinco meses del año se han proporcionado alrededor de 58 mil 555 orientaciones a connacionales y extranjeros. Se han brindado, además, ayuda humanitaria a 42 mil 770 personas migrantes; proporcionado primeros auxilios a 11 que sufrían alguna lesión, y han dado asesoría legal a seis más.
 
Actualmente existen 22 Grupos Beta del INM en nueve entidades del país, vestidos con su característico uniforme color naranja. En agosto próximo cumplen 30 años de servicio y protección a personas migrantes.

Fuente: Excélsior