En 5 años estallará la bomba de las Afores: mexicanos recibirán pensión de 4 mil pesos… o menos

En los primeros siete meses de 2019, las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) entregaron 6 mil 658.3 millones de pesos por retiros parciales a miles de desempleados del país. Este monto es el más grande en una década, y para expertos consultados por ZETA, una señal de que el mercado laboral sigue en deterioro.

De continuar la tendencia alcista, en 2019 el monto total de estos retiros superaría los 11 mil millones de pesos, estableciéndose así un récord, ya que por año 2014 registró la cantidad más elevada, con 9 mil 863.6 millones de pesos, seguido de 2018, con 9 mil 610.3 millones de pesos.

De acuerdo con datos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), los meses con mayor número de retiros por desempleo en el transcurso de 2019 fueron julio, con mil 204 millones de pesos; seguido de mayo, con mil 110.7 millones y enero, con 944.2 millones. Los datos también apuntan que el mayor número de retiros se da en Afores que administran cuentas de personas con bajos ingresos salariales, como Azteca y Coppel.

Para Roberto Valero, presidente del Centro de Estudios Económicos de Baja California, si bien las personas con Afore pueden hacer retiros voluntarios de sus cuentas para otras necesidades como el matrimonio, el retiro por desempleo sigue siendo la primera fuente a la que se recurre cuando no se cuenta con un empleo formal.

“Esto es congruente con el avance de la tasa de desempleo, que en julio de 2019 alcanzó el 3.6 por ciento de la Población Económicamente Activa, cifra superior al 3.3 del mismo lapso del año anterior”.

Perspectiva similar comparte Robert Hernández Martínez, coordinador de la licenciatura en Actuaria en la Universidad Iberoamericana, quien comenta que ante la incertidumbre económica que prevalece, “las empresas están a la expectativa de cuál será el panorama que van a tener para tomar decisiones tanto de inversión como de generación de empleos, y mientras haya incertidumbre, las inversiones seguirán detenidas”.

En cuanto al beneficio que representa para los trabajadores hacer un retiro por desempleo, Salim Afiune Sawaya, presidente de la Asociación Mexicana de Actuarios Consultores (AMAC), explica que los retiros bajo la Ley de 1997 -que creó a las Afores- dependen de la cantidad de recursos que tenga el trabajador en su cuenta, y una vez hecho el retiro, se le descuentan semanas cotizadas.

Esa es la razón por la que se observan casos en que el trabajador tiene 140 mil pesos en su Afore y solamente le den 4 mil pesos como máximo por el retiro de desempleo, mientras le descuentan más de 250 semanas cotizadas. Panorama por el que el especialista no recomienda solicitar un retiro por desempleo, salvo en casos extremos. “Es muy agresivo el cobro de semanas cotizadas” considerando que veinte semanas de cotización es casi la mitad de un año de trabajo.

Fuente: Sin Embargo