Empresas tienen 5 años para cambiar a nuevos empaques

Ayer se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF) la actualización de la NOM-051 sobre etiquetado frontal para alimentos y bebidas no alcohólicas, en la que se establece que los productos preenvasados que ostenten uno o más sellos de advertencia de grasas saturadas, azúcares altas o la leyenda de edulcorantes, no podrá incluir en la etiqueta personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas.

Las nuevas disposiciones contemplan que las compañías tendrán un periodo de cinco años (distribuidos en tres fases) para cumplir con la regulación. Lo anterior, luego de que este viernes se llegó a un acuerdo sobre etiquetado frontal de alimentos y bebidas no alcohólicas que inició en agosto de 2019.

La nueva regulación expone que los productos preenvasados que ostenten uno o más sellos de advertencia, o la leyenda de edulcorantes, no podrán incluir en su etiqueta personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas, elementos interactivos, tales como, juegos visual – espaciales o descargas digitales, que, estando dirigidos a niños, inciten, promueven o fomenten el consumo, compra o elección de productos con exceso de nutrimentos críticos o con edulcorantes.

La primera de dichas fases contempla del 1 de octubre de este año al 30 de septiembre de 2023; la segunda, del 1 de octubre de 2023 al 30 de septiembre de 2025; en la tercera fase, a partir del 1 de octubre de 2025, el cálculo y evaluación de la información nutrimental se hará conforme a disposiciones transitorias establecidas en el reglamento.

La numeralia (4.1.5 ) que elimina el uso de personajes, entrará en vigor a partir del 1 de abril del próximo año.

La norma obliga a los productos preenvasados, de fabricación nacional o extranjera a comercializado en territorio nacional a cumplir con dichas disposiciones, así como determinar las características de dicha información y establecer un sistema de etiquetado frontal, el cual debe advertir de forma clara y veraz sobre el contenido de nutrimentos críticos e ingredientes que representan riesgos para su salud en un consumo excesivo.

“La verificación y vigilancia de la presente Norma Oficial Mexicana se llevará a cabo por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) y las dependencias competentes, en el ámbito de sus respectivas competencias, de acuerdo con la Ley Federal de Protección al Consumidor, la Ley General de Salud, la Ley Federal sobre Metrología y Normalización y demás ordenamientos jurídicos aplicables”, explica.

Además, la dependencia de Ricardo Sheffield tiene hasta antes del 1 de octubre de este año para publicar los lineamientos para el registro y reconocimiento de organizaciones o asociaciones profesionales que puedan emitir sellos o leyendas de recomendación para alimentos y bebidas no alcohólicas.

Información de| Milenio