El helicóptero en el que murieron Martha Erika Alonso y Rafael Moreno Valle no presentaba fallas mecánicas

El helicóptero en el que viajaba la que fuera gobernadora de Puebla, Martha Erika Alonso y el entonces senador Moreno Valle, que se desplomó y ocasionó la muerte de sus tripulantes, no presentó fallas significativas antes de su descenso. 

Según informó la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), desde el 24 de diciembre del 2018, día del accidente, se han realizado investigaciones con especialistas internacionales para determinar las cusas del desplome del vehículo, pero las pruebas aún no arrojan un resultado contundente. 

En el comunicado, la institución informó que en primera instancia se realizaron inspecciones a los dos motores que estaban en el helicóptero, modelosPratt &Whitney PW207C, en donde se encontró que antes del impacto no existían señales de haber tenido mal funcionamiento.

De la misma manera se inspeccionaron los Actuadores Hidráulicos, pero no presentaron fallas en su funcionamiento previo al accidente.

Los únicos elementos en los que se encontraron daños fueron los cinco actuadores lineales. En Chicago se realizaron Tomografías Computarizadas a estas partes y no hubo hallazgos. Sin embargo, al realizar un análisis más profundo a través de inspecciones destructivas internas en Boyne City, Míchigan y Washington D.C., se encontraron inconsistencias importantes por los que se llevarán las piezas a otras instancias para definir con exactitud lo sucedido y si estas fallas fueron las responsables del accidente.

INFOBAE