El avión presidencial, ejemplo del exceso neoliberal; podría llamarse Carlos Salinas: AMLO

Con el avión presidencial TP-01 detrás de él, el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que esta aeronave es ejemplo de los excesos que se cometieron en administraciones pasadas y manifestó que este avión es un insulto al pueblo mexicano al existir “tanta” pobreza y necesidad en la población.

En la Base Aérea Militar No. 19, el titular del Ejecutivo federal señaló que decidió dar su conferencia de prensa en el Hangar Presidencial teniendo de fondo el avión presidencial para que la población conozca como “se mal gobernaba al país” durante el periodo neoliberal.

“El propósito de hacer esta rueda de prensa con el avión de fondo, es para dar a conocer al pueblo de México cómo se mal gobernaba al país, de cómo había lujos en el gobierno durante todo el periodo neoliberal se le daba la espalda al pueblo sobre todo a la gente humilde y los altos funcionarios vivían colmados de privilegios, de atenciones. Era un gobierno de ricos con un pueblo pobre.

“Este avión es un ejemplo de los excesos que se cometieron. Se iban a terminar de pagar por este avión cerca de 7 mil millones de pesos, porque fue un financiamiento. Nada más el costo de mantenimiento de viajes al año significa pues alrededor de 150 millones de pesos. Este hangar, costó casi mil millones de pesos para guardar el avión (…) Es un insulto al pueblo, habiendo tanta necesidad y tanta pobreza, este lujo”.

Acompañado de su gabinete de seguridad, el mandatario recordó que este avión fue comprado por el gobierno de Felipe Calderón para que lo usara el presidente Enrique Peña Nieto.

“Esa fue la forma de gobierno durante el periodo neoliberal, fue el distintivo de los gobiernos neoliberales. Todo esto lo tenemos que estar subrayando porque hay quienes quieren regresar a esa forma de gobierno, añoran, aspiran a que continúe la corrupción los privilegios. Esa es una característica de la oposición conservadora, y hemos hecho el compromiso de transformar a México. Se va a acabar con la corrupción, se va a desterrar la corrupción del país y ya se está avanzando.

“Y se acaban los lujos en el gobierno, los derroches, los gastos superfluos, el presupuesto es dinero del pueblo y se va a destinar siempre apoyar a la gente que más lo necesita, para garantizar el bienestar de nuestro pueblo, ya no es un gobierno al servicio de una minoría, es un gobierno del pueblo y para el pueblo”.