El artista chino Ai Weiwei estrena en Sundance el documental Vivos, sobre los 43 estudiantes de Ayotzinapa

Siempre con un ojo activista, el artista chino Ai Weiwei ha tratado violaciones de los derechos humanos como la falta de libertad en China o la crisis global de refugiados, pero ahora en Sundance presenta Vivos, un documental sobre la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

“Hicimos una profunda investigación sobre los informes que ya existían y sobre los expertos que lo analizaron”, dijo a Efe el viernes antes del estreno mundial en Park City (Utah, EU) de su nueva cinta.

“Nos dimos cuenta de que no hay una comprensión suficiente no solo de las víctimas que desaparecieron sino también de cómo sucedió esto y qué pasa cuando alguien nunca vuelve a su casa: qué le sucede a sus familiares, cómo continúan con sus vidas, cómo viven con una pregunta que podría no tener respuesta”, añadió.

Contando con Ai Weiwei como director y con productoras mexicanas como Elena Fortes, María Luisa Aguilar y Daniela Alatorre, Vivos combina los desoladores relatos de las familias con las voces de expertos acerca del tristemente famoso caso de Iguala en 2014, en el que desaparecieron 43 estudiantes de Ayotzinapa y que marcó un nuevo fondo en la inacabable espiral descendiente de violencia en México.

Aún con incontables interrogantes por esclarecer sobre semejante tragedia, todavía rodeada de una impenetrable corrupción emparentada con la violencia del narcotráfico, el artista chino opinó que Vivos es coherente en el resto de su obra, que aborda “la lucha por la justicia y la lucha por los derechos humanos”.

“Lo que sucede en México es algo muy único: tienes una sociedad democrática pero, a la vez, la corrupción del sistema judicial es muy poderosa”, afirmó.
“Es una sociedad muy violenta y más del 90 por ciento de estos crímenes nunca se resuelven. Así que, ¿qué tipo de sociedad es esta? ¿Y cómo este tipo de sociedad puede continuar funcionando”, se preguntó.

Presentado en los apartados fuera de competición de Sundance, que es el festival de cine independiente más importante de Estados Unidos, Vivos apuesta no tanto por adoptar la forma de un documental de investigación sino por ahondar en las consecuencias emocionales de un crimen de tal magnitud.

Así, el desamparo de los familiares de los desaparecidos, el sinsentido de una violencia que lo absorbe todo, y el rostro más tenebroso del poder son algunas de las ideas que articulan este filme.

“Es un documental muy oscuro y emocional, pero al mismo tiempo se enfoca en la gente real: los padres, los hermanos, las hermanas, las esposas, los niños…”, señaló Ai Weiwei sobre si hay algo de luz en una cinta tan sombría.
“Y son muy inocentes, son muy puros. Es una sociedad maravillosa y si siguen preguntando las mismas preguntas y exigiendo justicia, creo que algún día la conseguirán”, añadió el artista al asegurar que sí tiene esperanza por el futuro del país y considerar que “todo depende de los mexicanos”.

Por otro lado, Ai Weiwei dijo sentirse “afortunado” y “orgulloso” de poder haber presentado Vivos en una cita tan especial e “importante” como Sundance, ya que, en su opinión, en este festival fundado por Robert Redford comprenden muy bien la función del cine en la sociedad.

Fuente: Sin Embargo