El abstencionismo gana en Monterrey

La elección extraordinaria para alcalde de Monterrey volvió a estar muy reñida entre los dos candidatos punteros. Al cierre de esta edición, el aspirante del PRI, Adrián de la Garza Santos, iba arriba con 106 mil 638 votos, contra los 102 mil 338 sufragios del abanderado del PAN, Felipe de Jesús Cantú.

La votación extraordinaria se celebró este domingo, la víspera de la Nochebuena, porque la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) determinó anular la elección del pasado 1 de julio por irregularidades.

Hasta cerca de la medianoche se habían computado mil 404 actas, lo que representa 88.02% del total de los mil 595 documentos.

Anoche, la Comisión Estatal Electoral (CEE) dictó un receso para retomar la sesión a las 00:30 horas de este 24 de diciembre para dar a conocer los resultados preliminares y si hay un virtual ganador.

Apenas y se cerraron las casillas, a las 18:00 horas, ambos candidatos se proclamaron ganadores.

Incluso el abanderado tricolor presumió que varias encuestas le daban una ventaja de 3.5 puntos por encima de su contrincante más cercano.

La fecha de la votación fue de por sí complicada, por lo cercano de la Navidad. Triunfó el abstencionismo, debido a que se reportaba 32.87% de participación ciudadana.

PUBLICIDAD

inRead invented by Teads
Desde temprano se notó poca afluencia de personas en las casillas. Inclusive muchos regiomontanos se preocuparon mejor por realizar sus compras navideñas.

Más temprano, la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales de Nuevo León (FEDE) informó que hubo 38 denuncias, la mayoría por presunta compra de votos y la retención de credenciales para votar.

“Las que más persisten son la compra de voto y la recolección o retención de credenciales”, detalló Gilberto de Hoyos, titular de la FEDE.

Mario Alberto Garza, presidente de la Comisión Estatal Electoral (CEE), confirmó que la elección se efectuó sin incidentes mayores y se comprometió a que los resultados se darían a conocer a tiempo.

Fuente: Excélsior