Dueño de perros que mataron a niña no pisaría la cárcel

Existe la posibilidad de imputar el delito de homicidio culposo al dueño de los dos perros pit bull que el miércoles mataron a Sara dentro del domicilio de la menor, en la colonia San Pablo Tepetlapa de la delegación Coyoacán. Lo anterior lo publicó el diario Excélsior.

Ángel Brito, profesor de Derecho en la UNAM y en la Escuela Libre de Derecho, detalló que aunque todo apunta a que la muerte de la niña de tres años derivó de un accidente, el Ministerio Público podría demostrar que se pudo haber prevenido y fincar responsabilidad penal.

Puede existir la responsabilidad al momento de tener un descuido y que produjo como resultado lesiones o la muerte a una persona, el imputado sería el dueño”, detalló el catedrático.

Ejemplificó que el dueño pudo haber ordenado a la trabajadora doméstica que sacara a los perros de sus jaulas, pero restringidos con un bozal, previendo que habría niños en la casa. La pena que podría alcanzar sería máxima de cinco años de prisión.

No obstante, precisó que como se trata de un delito culposo caben soluciones alternativas. “Es decir, un acuerdo reparatorio, una suspensión provisional y no necesariamente tendría que irse hasta sentencia”.

El dueño de los animales declaró a las autoridades que los perros que tenía en su casa no eran criados para su venta, estaban en buenas condiciones de salud y nunca habían atacado a nadie.

En tanto, la Fiscalía Desconcentrada en Coyoacán analiza las responsabilidades de las personas involucradas en los hechos que derivaron en la muerte de Sara.

En la carpeta de investigación se detalla que la empleada doméstica de la casa ubicada en Museo 51 sacó a pasear a unos perros que estaban enjaulados. En ese momento la abuela de la menor se dirigía a la salida del domicilio con la niña y su hermanito de cuatro años.