¿Dónde está el lote de joyas que el Gobierno de Salinas le quitó a “El Chapo”? Hasta hoy, nadie sabe

“Reloj sin marca con emblema ‘presidente Constitucional 1988-1994‘ en caja de acero esmaltado y pulso de piel maltratado”. Así describió un perito de la Fiscalía federal mexicana una de las joyas que fueron incautadas en 1993 a Joaquín “El Chapo” Guzmán. El periodo al que hace referencia la joya coincide con los años cuando el Presidente de México era Carlos Salinas de Gortari y con el primer ascenso en la carrera delictiva de Guzmán, antes de su primera detención.

La descripción forma parte de un inventario sin fotografías de un lote de 103 joyas que fue incautado al “Chapo” el año de su primera detención, según fuentes de Univision Investiga, y cuyo destino hoy es un misterio.

“En esos años el PRI hizo más de 100 mil relojes con los emblemas presidenciales, también durante la campaña de Salinas. Lo podía tener cualquiera, no eran relojes que necesariamente entregaba el candidato”, dijo para esta investigación una persona cercana a la familia Salinas.

Según las fuentes, las joyas nunca se han vendido. El lote incluiría también un dije de oro de 14 quilates con 120 diamantes y una inscripción con el nombre “Chapo”, además de otras joyas con alusiones a su familia. Hoy, las autoridades dicen que desconocen su paradero.

“No tengo un mayor detalle sobre su administración y sobre su destino”, dijo en entrevista Ricardo Rodríguez, director del Servicio de Administración y Enajenación de Bienes (SAE), la institución que se encarga del resguardo y custodia de los bienes asegurados.

En una llamada telefónica con su madre a finales de agosto, Guzmán solicitó que el dinero que le sea decomisado después de su sentencia a cadena perpetua vuelva a México y se destine “a comunidades indígenas”, anunciaron a la prensa los abogados mexicanos José Luis González y Juan Pablo Badillo. La fortuna a la que se refería Guzmán, según esta versión, no contemplaría las joyas que siguen en poder del Gobierno mexicano, de acuerdo con fuentes de Univision.

Fuente: Sin Embargo