Diego Urik, presunto autor del feminicidio de la maestra Jessica, fue capturado: FGE de Michoacán

Diego Urik Mañón Melgoza, presunto responsable del feminicidio de la maestra Jessica González Villaseñor, fue detenido, informaron autoridades de Michoacán.

Fue personal de la Fiscalía de Michoacán el encargado de capturar a Diego. En este momento se realizan trámites para ponerlo a disposición del Juez de Control que lo reclama, informó el Fiscal Adrián López Solís.

El asesinato de la joven profesora de educación básica ha conmocionado a la sociedad del estado de Michoacán, oeste del país, donde las protestas han ido en aumento en las últimas jornadas debido a la saña con la que fue perpetrado.

El cuerpo de la joven, de 21 años, identificada como Jessica González Villaseñor, fue hallado en una zona boscosa del sur de Morelia, ciudad capital de Michoacán, informó el viernes un equipo de investigadores de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Según los primeros exámenes practicados al cuerpo, Jessica presentaba heridas en diversas partes del cuerpo y se presume que fue estrangulada y el caso podría investigarse como feminicidio.

La joven recientemente se había graduado como profesora de educación básica, pero a causa de los efectos de la pandemia de la COVID-19 impartía clases virtuales desde Morelia a un grupo de alumnos que le fue asignado, en el vecino estado de Guanajuato, centro de México.

El 28 de septiembre, la FGE de Michoacán ofreció una recompensa de un millón de pesos para quienes aportaran información útil sobre el paradero de Diego Urik Mañón Melgoza.

Familiares y amigos de Jessica denunciaron la desaparición de la docente durante la noche del 21 de septiembre, tras perder comunicación con ella, por lo que la Fiscalía elaboró y difundió una célula de búsqueda del protocolo “Alerta Alba”.

La desaparición de la joven llevó a su familia a realizar diversas protestas en el Centro Histórico, así como a las afueras de la residencia oficial Casa de Gobierno, donde despacha el gobernador de Michoacán, Silvano Aureoles.

Investigadores de la FGE utilizaron binomios caninos y hasta un helicóptero para rastrear la zona boscosa sur de Morelia, última ubicación que marcó el localizador de su teléfono móvil.

Fuente: Sin Embargo