Detienen a mujer por muerte de Martha Érika Alonso y Moreno Valle

Una mujer supuestamente relacionada con la muerte de Martha Érika Alonso, gobernadora de Puebla, y Rafael Moreno Valle, exmandatario, fue detenida en Veracruz, informó la Fiscalía General de Justicia del Estado.

De acuerdo con los informes, citados por medios nacionales, la mujer detenida fue identificada como Iris Cristina “N”, y fue aprehendida en calles Violeta y Nardo de la colonia Rafael Díaz Serdán, al poniente de Veracruz, por elementos del estado gracias a labores de la Unidad de Investigación Especializada en Homicidios, que indaga el accidente de Martha Érika Alonso y su esposo.

Iris Cristina “N” iba a bordo de un Jetta con placas del Estado de México y ya fue trasladada a Puebla. Con esto van ya 6 personas detenidas por la muerte de los políticos panistas, ya que en diciembre de 2020 se aprehendió a empleados de la empresa Rotor Flight Services y del taller donde se daba mantenimiento al helicóptero que daba servicio a los políticos.

La detenida es originaria de Coatzacoalcos y trabajó como encargada de área de compras de la empresa que dio reparaciones al helicóptero. Se le acusa de homicidio culposo, falsedad de declaraciones y daño en propiedad ajena a título de culpa. Esto porque supuestamente omitió dar seguimiento y por ello permitió que una pieza del helicóptero se cambiara.

Muerte de Martha Érika Alonso y Rafael Moreno Valle
Martha Érika Alonso y Rafael Moreno Valle murieron el 24 de diciembre de 2018, en un accidente de helicóptero, que se desplomó con ellos a bordo.

Según las investigaciones de las autoridades, la causa del accidente fue la pérdida de control del helicóptero por errores de mantenimiento y una falla mecánica, todo esto derivado de omisiones presentadas en el mantenimiento de la aeronave, que se conocían al menos 11 días antes del suceso.

Este helicóptero fue rentado por Servicios Aéreos del Altiplano y a pocos minutos de despegar perdió comunicación, estrellándose en el Cerro de la Chimenea del Chacuaco, en el poblado de Santa María Coronango de Puebla.

Fuente: SDP