Considera SCJN expedir nueva ley contra el nepotismo y la corrupción

La reforma al Poder Judicial que persigue la Suprema Corte de Justicia considera un apartado contra el nepotismo y la corrupción con la expedición de una nueva Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación, que eleva a rango de ley las políticas públicas implementadas para combatir esos fenómenos.

Al participar en el foro convocado por el Senado para relanzar la reforma al aparato de justicia, el ministro Arturo Zaldívar, presidente de la Corte, explicó que se pretende modificar el procedimiento de responsabilidades administrativas para garantizar un proceso efectivo de investigación y sanción para los servidores públicos que cometan faltas, incluyendo medidas cautelares más eficaces.

“Para que la justicia federal esté al alcance de quienes menos tienen, es esencial apuntalar la transformación de servicios de defensoría pública. Por ello, se prevé que sea también la Escuela Judicial la que capacite a los defensores públicos y que realice los concursos para el ingreso y promoción en la carrera del defensor público”, planteó.

Además, se amplían los servicios de la defensoría para comprender el amparo familiar y cualquier otra materia de amparo que determine el Consejo de la Judicatura Federal, junto con la penal y la laboral.

“Los defensores públicos deben llegar a cada rincón del País para brindar una representación y asesoría de la máxima calidad como verdaderos abogados de los pobres, de los desprotegidos y de los olvidados”, propuso.

Elministro Zaldívar explicó que la reforma planteada por la SCJN pondrá la justicia federal al alcance de todas las personas, elevará la calidad de las sentencias a través de una mejor formación de las personas juzgadoras y de un fortalecimiento de la carrera judicial, y permitirá que la doctrina constitucional y en materia de derechos humanos, permee de mejor manera a la labor de todos los operadores jurídicos.

“Se trata de una reforma que elevará los estándares de excelencia y honestidad, que dotará de mayores herramientas contra la corrupción y que dará a las mujeres la participación paritaria que les corresponde en beneficio de toda la sociedad”, señaló.

Desde la perspectiva del juzgador, la iniciativa parte de la idea de que la reforma al Poder Judicial puede y debe darse desde adentro.

Y que para impartir una mejor justicia no es necesario modificar la estructura del Poder Judicial de la Federación, sino hacer ajustes a su funcionamiento, que tengan un impacto duradero y trascendente en la calidad de la justicia.

Por: Reforma