Con fuertes medidas de seguridad, niños retoman clases en Colegio Cervantes

A una semana del tiroteo en el Colegio Cervantes, los alumnos regresaron este viernes bajo fuertes medidas de seguridad con la instalación de arcos de detectores de metal, detectores portátiles y mochilas transparentes, informó Excélsior.

El pasado viernes 10 de enero, alrededor de las 8:20 horas, un estudiante de sexto año de primaria disparó en contra de su maestra María “H”, de 50 años, a quien asesinó; disparó además en contra de cinco compañeros y un maestro de educación física y después el menor se quitó la vida usando día pistolas.

Tras el reinicio de clases los alumnos comenzaron a llegar después de las 07:00 horas acompañados de sus papás, de quienes se solicitó su asistencia.

En un comunicado la institución educativa recomendó no portar mochilas o loncheras, USAR BOLSAS TRANSPARENTES sobre malla para guardar lo que necesiten para sus actividades extraescolares.

También se establece que los alumnos deberán contar con dos lapiceras una para uso en casa y otra para que permanezca en la escuela.

A través de detectores de metales marca Garrett PD6500i los educandos comenzaron a ingresar, estos equipos son iguales a los utilizados en eventos masivos como conciertos o para el control de aeropuertos y fronteras.

Todo fue supervisado por los directivos del colegio quienes estuvieron atentos para garantizar la seguridad en el plantel educativo.