Con Calderón, Policía Federal apoyó al Cártel de Sinaloa: Anabel Hernández

En una entrevista telefónica con Julio Hernández para su programa Astillero de Radio Centro, la periodista Anabel Hernández habló sobre los conflictos actuales de la Policía Federal y el poder que adquirió desde el 2006, cuando Calderón inició su mal llevada guerra contra el narcotráfico de la mano de dicha corporación.

La autora de libros como “Los señores del narco” (2010), en el cual da a conocer la complicidad del crimen organizado con las autoridades, desde el gobierno hasta la policía y el Ejército, aseguró para el Astillero que “todos los mandos medios y superiores de la policía federal trabajaban para el cártel de Sinaloa, de acuerdo a información oficial”.

La periodista expone que el juicio en Chicago contra un alto mando hizo que se descubrieran las componendas entre la corporación mencionada y la organización criminal, y menciona al comisario Herrera Valles, quien en ese entonces dio a conocer mediante oficios el incumplimento de exámenes de control y confianza elementales de los policías, como el polígrafo y el antidoping, algo que solapó el gobierno de Felipe Calderón.

Asimismo, Anabel Hernández subraya que “desde el 2006, Calderón les confirió más autoridad y poder a la Policía Federal, control de carreteras, elementos eran por la noche delincuentes y por la mañana, policías”, indicó.

Durante el gobierno de Enrique Peña Nieto se hizo un diagnóstico que arrojó que era una policía “inservible y absolutamente corrompida”, por lo que quiso una nueva gendarmería pero fue imposible, pues no lo permitió la corporación, ya que se ha convertido prácticamente en “otro cártel y no estoy exagerando”, apuntó la periodista.

Ahora, indica, AMLO cometió un “error estratégico que le va a costar mucho a su gobierno”, ya que inicialmente debió dar un diagnóstico de la situación, ya que hay elementos de esa corporación que estarán en la Guardia Nacional y están inmiscuidos en el crimen organizado.

Asimismo, explica que de continuar con esa línea se debe “exigir una investigación y sancionar a los responsables, esto si realmente están pensando transferir elementos”, pues tienen que aplicarles rigurosos exámenes de confianza para así evitar que contaminen la Guardia Nacional.

Hay pruebas que implican directamente a elementos de la Policía federal en la desaparición de los 43 de Ayotzinapa, ejemplificó.

“La corporación debió haberse desmantelado desde hace mucho tiempo”, finaliza Anabel Hernández.

Fuente: Vanguardia