Comerciantes bajan la cortina por extorsiones en Guanajuato

El miedo a extorsionadores provocó que 500 comerciantes cerraran sus negocios en el Mercado Tomasa Esteves, en la zona centro de Salamanca, Guanajuato, a pesar de que elementos de la Guardia Nacional y policías municipales sitiaron la zona.

Justamente aquí, cuatro veladoras iluminan la carnicería de Arturo, que en la cortina tiene un moño negro y un ramo de flores. La misma escena se observa en el local anexo, que pertenecía a su vecino René, aquí sobresale  la palabra “justicia” pintada con aerosol en la barda. Ambos fueron asesinados a balazos el jueves pasado  por un comando armado que irrumpió en el centro de abasto.

Ayer, entre las seis y ocho de la mañana, los comerciantes iniciaron sus actividades; un par de horas después comenzaron a bajar sus cortinas o a cubrir con mantas sus puestos de frutas y verduras, también los de  abarrotes, al correr de voz en voz la amenaza de otro ataque, que vía telefónica habría recibido un vendedor.

“Vamos a cerrar porque ya dijeron [los criminales] que van a venir con sus armas a hacer un ‘despapaye’ en el negocio que esté abierto”, dijo un abarrotero.

Por: El Universal