“Claro que sí, es de dominio público”: AMLO reconoce que se está metiendo en elecciones de Nuevo León porque “no puede ser cómplice de fraude”

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, reconoció que él tiene que ver en la investigación que abrió la Fiscalía General de la República (FGR) en contra de dos candidatos a la gubernatura de Nuevo León, Samuel García, por el partido Movimiento Ciudadano, y Adrián de la Garza de la coalición “Va Fuerte por Nuevo León”, por presuntos delitos electorales.

Al ser cuestionado si él tenía que ver en la denuncia contra los candidatos en mención, López Obrador respondió que “claro que sí, es de dominio público”, argumentando que lo hizo para que se respete la democracia y no haya fraudes electorales.

Además, reiteró que apoya la decisión de la FGR, al afirmar que “ayer los conservadores se rasgaban las vestiduras porque la Fiscalía abrió una investigación en contra de dos candidatos al gobierno de Nuevo León, yo apoyo esa decisión de la Fiscalía, aquí lo denuncié porque es un delito electoral, un candidato repartiendo tarjetas, valiéndose de la necesidad del pueblo, una compra de voto encubierta y descarada”, dijo.

“Que investigue la Fiscalía y que se aplique la de ley, es delito grave el fraude electoral, si no para qué se creó la Fiscalía electoral, para qué se reformó la Constitución si va a seguir lo mismo, no, aunque se enojen los conservadores hipócritas, tiene que haber democracia”, indicó el mandatario mexicano.

Ayer, la FGR, a través de la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (FEDE), indicó que a Adrián de la Garza, candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), se le investiga “por solicitar el voto femenino a su favor, a cambio de la entrega de una denominada ‘tarjeta rosa’, que permite obtener dinero” (mil 500 pesos), una vez que dicho candidato gane las elecciones para gobernador de la citada entidad, “lo cual significa la compra y coacción del voto”.

También se está investigando a Samuel García, candidato del partido Movimiento Ciudadano (MC) y puntero en la preferencias; a su esposa, Mariana Rodríguez, y a los padres de ambos, por aportaciones de dinero y fondos de presunto origen ilícito con fines electorales.