Cienfuegos promovió 200 mandos; algunos aún operan

Generales investigados por el robo de hidrocarburos a Petróleos Mexicanos (Pemex), que encabezaron la lucha contra el narcotráfico en Nayarit, relacionados con los casos como Tlatlaya y Ayotzinapa, o que incluso, están al mando de la construcción del Nuevo Aeropuerto, al frente de la Fiscalía de Justicia Militar, así como de la Guardia Nacional, forman parte de los 200 elementos del Ejército que el General Salvador Cienfuegos Zepeda promocionó para ser el pilar de su administración en la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con el oficio SEL/300/432/12 enviado al Senado el 15 de noviembre de 2012, Cienfuegos, entonces Oficial Mayor de la Secretaría de la Defensa Nacional, solicitó que se le otorgara el grado de General a 94 elementos, así como el de Coronel a 106 más.

Entre los elementos, los cuales Cienfuegos abogó para que les fuera ratificado el cargo de General, se encuentra Eduardo León Trauwitz, quien es buscado por la Fiscalía General de la República (FGR).

León Trauwitz tiene una orden de aprehensión relacionada con el robo de 887 millones 440 mil 721 litros de hidrocarburos, lo que equivale a mil 887 millones de pesos en pérdidas durante su gestión como subdirector del Área de Salvaguarda Estratégica de Pemex.

Leobardo Quezada Ávalos, zar antidrogas en el combate contra el narcotráfico en Nayarit durante el tiempo en el que cártel de los H-2 tuvo su hegemonía y en el que supuestamente el General Cienfuegos Zepeda trabajó con el grupo criminal dirigió la 13 zona Militar entre los años 2016 y 2017.

Jaime Godínez Ruíz, General Brigadier Diplomado del Estado Mayor, fue comandante de la Primera Región Militar durante la ejecución de 15 personas en una bodega en el municipio de Tlatlaya, Estado de México, en junio de 2014.

Por Martín Cordero Luqueño comandante de la Novena Región Militar en Guerrero, estuvo al frente durante la desaparición de los 43 estudiantes de la escuela Normal Rural de Ayotzinapa en septiembre de 2014.

Por: La silla rota