Cienfuegos apoyó el tráfico de drogas del cártel de Los Beltrán Leyva: DEA

La Administración de Control de Drogas (DEA) indicó que seguía evaluando las pruebas que encontraron contra el exsecretario de la Defensa Nacional de México, Salvador Cienfuegos, en busca de otras personas relacionadas con el tráfico de heroína hacia Estados Unidos.

“Seguimos evaluando las pruebas en virtud de que podrían estar relacionadas con otras personas también y con gusto haremos las consultas pertinentes al gobierno de México”, manifestó Timothy J. Shea, administrador interino de la DEA, en una carta enviada, junto con el expediente, 29 de octubre al canciller Marcelo Ebrard.

En el expediente que la Administración de Control de Drogas armó sobre el funcionario del gobierno de Enrique Peña Nieto, y que hoy fue publicado por la Secretaría de Relaciones Exteriores, Shea señala que la agencia estadounidense descubrió información que reflejaba la actividad criminal de Cienfuegos en el curso de una investigación contra objetivos significativos.

“En la investigación, la DEA nunca tuvo como objetivo directo a ningún funcionario del gobierno de México, tampoco estuvo vigilando o investigando las actividades de Cienfuegos dentro de territorio nacional mexicano, ni influyó en la decisión de viajar de Cienfuegos a los Estados Unidos, siendo esto último lo que condujo a su arresto”, expuso.

El funcionario de la DEA aseveró que la agencia inició una investigación en 2013 teniendo como objetivo a unos distribuidores minoristas de heroína de Las Vegas, Nevada, que eran abastecidas por la organización de Juan Francisco Patrón Sánchez, cuyo origen es Nayarit, México.

En 2016, la DEA obtuvo permiso para realizar intercepciones federales en Estados Unidos cuyo objetivo principal era Daniel Silva Garate y en éstas, con Patrón Sánchez, se identificó a Cienfuegos.

La evidencia que la DEA envió a las autoridades mexicanas y fue desestimada este jueves por la Fiscalía General de la República (FGR) incluye conversaciones y capturas de pantalla de los mensajes entre Cienfuegos y Silva Garate, que fueron compartidos entre Silva Garate y Patrón Sánchez.

“Las intercepciones electrónicas del fuero federal revelaron también el papel que desempeñaba Cienfuegos al restringir operaciones militares en Nayarit para proteger las operaciones de Patrón-Sánchez y para que no fueran intervenidas”, manifestó Shea.