Chihuahua, uno de los estados con más niños en riesgo por reclutamiento forzoso del narco

Informes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) alertaron el incremento de niños reclutados por células del crimen organizado, especialmente en zonas que integran el Triángulo Dorado, es decir Sonora, Chihuahua y Durango.

La información de Redim señala que el 10 por ciento de los 50 mil niños y adolescentes de todo México que participaron en una encuesta oficial del extinto IFE en el año 2012, indicaba que los grupos criminales intentaban reclutarlos y casi el 18 por ciento de estos residían en el estado de Chihuahua.

Se detalló que en el estado, se obligaba a los niños y adolescentes a tabajar en cultivos de marihuana, amapola o laboratorios de drogas sintéticas, mientras que en estados del sur del país, como Guerrero, se reclutaba a los pequeños para trabajar en plantaciones de amapola.

El director de Redim, Juan Martín Pérez García, comentó a InSight Crime que se recluta a los menores desde los ocho años de edad para abrir con una lanceta el bulbo de la amapola, con el fin de extraer la goma para la elaboración del opio, debido a que sus manos son pequeñas y ayuda con la fragilidad de los bulbos.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos determinó que las organizaciones criminales intensificaron el reclutamiento de niños y adolescentes para usarlos como “mano de obra desechable” y se aprovechan de la falta de programas gubernamentales para la protección de la población más vulnerable.

El informe del 2015 estimaba que al menos 30 mil niños y adolescentes se encontraban trabajando activamente con organizaciones criminales en México.

Con información de Insight Crime