Cancelar el NAIM y suspender licitaciones generan dudas a inversionistas: Financial Times

Los inversionistas tenían la esperanza de que Andrés Manuel López Obrador adoptara una línea más moderada una vez que asumiera la Presidencia, pero en las últimas semanas esa perspectiva se ha debilitado luego de una serie de decisiones de políticas que pusieron en duda la solidez del clima de inversión de México, destaca el diario Financial Times.

“La confianza definitivamente ha cambiado en México”, dice al medio Cathy Hepworth, codirectora de deuda de EM en PGIM Fixed Income. “Nuestro caso base es que las cosas probablemente empeorarán”.

De acuerdo con la nota firmada por la periodista Colby Smith, los diferenciales entre los bonos del gobierno de México y los bonos del Tesoro estadounidense se han ampliado sustancialmente desde principios de noviembre, “lo que indica que los inversores están valorando más el riesgo de los activos mexicanos”.

Para el Financial Times, México debe hacer un llamado correcto para los inversionistas dado que la deuda soberana del país tiene la mayor ponderación en el índice de Diversificación Global JPMorgan EMBI. También señaló que el Presupuesto de Egresos de la Federación, que se publicará el 15 de diciembre, atraerá un escrutinio hacia el nuevo Gobierno.

“El período previo a la misma ha estado marcado por un enfrentamiento entre la administración y los inversionistas que tienen bonos por un valor de 6 mil millones vendidos para financiar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que ahora está programado para su cancelación”, dice el diario. “El señor López Obrador ha prometido defender los resultados de una polémica encuesta pública que organizó como Presidente electo. La semana pasada, los tenedores de más de 1 mil millones de dólares de los bonos rechazaron el acuerdo del gobierno para recomprar una parte de la deuda a cambio de un relajamiento de las protecciones de los acreedores sobre el saldo restante”.

A pesar de pedir a los inversionistas que acepten menos de lo que inicialmente pagaron, la oferta mostró una “disposición por parte del gobierno para encontrar una solución amigable”, menciona al diario Luis Yance, un inversionista local de Compass Group y un sub-asesor de Investec Asset Management, que mantiene la deuda pero no se ha unido al grupo de tenedores de bonos que rechazan el acuerdo.

Además del NAIM, los inversionistas también se mostraron reacios con la decisión de López Obrador de suspender las subastas de petróleo durante tres años, dice Financial Times. Mientras el Presidente confirmó que su administración cumplirá con los contratos pendientes, Henry Peabody, gerente de cartera de Eaton Vance, asegura al medio que la narrativa de la Reforma Energética se había “detenido”.

Samantha Gross, de la Brookings Institution, dice al diario que se espera que los 107 contratos del gobierno otorgado en el sexenio de Enrique Peña Nieto generen alrededor de 200 mil millones de dólares en inversiones en los próximos años.

Este martes, la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) canceló la licitación de los contratos de las rondas petroleras 3.2 y 3.3 de recursos terrestres. La decisión se tomó durante la Sesión Extraordinaria número 70 del Órgano de Gobierno de dicha comisión y fue instruida por la Secretaría de Energía que encabeza Rocío Nahle, mediante un oficio fechado el 7 de diciembre.

López Obrador también ha dado prioridad a impulsar la producción de petróleo de México. Ha propuesto una inyección de capital de 75 mil millones en su Plan de Refinación.

“Más allá de estos desembolsos y otras mejoras de infraestructura, el Presidente también ha prometido una serie de reformas sociales. Además de aumentar las pensiones para los ancianos, él quiere otorgar subvenciones educativas a jóvenes mexicanos y aumentar los subsidios a los agricultores, todo ello sin aumentar la deuda nacional ni aumentar los impuestos”, recuerda Financial Times.

“Las intenciones son excelentes y es por estas políticas que ganó”, dijo al medio Federico Kaune, jefe de deuda de mercados emergentes de UBS Asset Management. “Pero es difícil ver cómo su gobierno podrá financiar todo lo prometido, así como las encuestas públicas futuras sin generar un gran deterioro del presupuesto”.

Para Andrea DiCenso, un administrador de cartera en Loomis Sayles, la independencia continua del Banco de México (Banxico) es crucial para confiar en el Gobierno. “Si quieres que los inversores se asusten de un mercado, mira a Turquía”, advirtió en entrevista con el medio. La lira turca perdió aproximadamente la mitad de su valor este año después de que el Presidente Recep Tayyip Erdogan rechazara la ortodoxia económica.

México necesita acceso a los mercados internacionales de capital, dijo al medio Henry Peabody, del portafolio manager at Eaton Vance. “Los mercados financieros, por otro lado, deben aceptar que el señor López Obrador es un líder populista y buscará políticas que desafíen el dogma tradicional de los tenedores de bonos”.

“¿Qué pasaría si AMLO tiene un presupuesto para sus políticas populistas y está financiado?”, agregó Peabody. “Eso no debería ser una sentencia de muerte para las perspectivas de inversión del país”.

Fuente: Sin Embargo